martes. 18.06.2024

Menos de 24 horas después de su apertura, la Plaza Nicaragua ya muestra signos de deterioro debido a actos vandálicos y conductas incívicas. Los vecinos de la zona expresan su frustración y tristeza al ver cómo una zona que ha tardado décadas en renovarse y abrirse al público ha sido dañada tan rápidamente.

Las denuncias incluyen la destrucción de barandillas y plantas recién colocadas, así como una acumulación de basura en la plaza, a pesar de la disponibilidad de papeleras. "No había pasado ni un día y ya han destrozado las barandillas y las plantas, y de la suciedad ni hablemos", lamenta un vecino afectado.

Además de los daños físicos, los residentes también reportan problemas con el tráfico en la zona. A pesar de la señalización adecuada, muchos conductores ignoran las direcciones establecidas y optan por tomar la ruta que les parece más conveniente. "El tráfico está completamente descontrolado, cada cual toma la dirección que le parece más cómoda, ignorando las señales", añade otro vecino.

La situación se agrava con incidentes de apedreamiento a las viviendas próximas a la plaza, generando preocupación y temor entre los habitantes del área. Estos actos violentos no solo deterioran el entorno, sino que también ponen en riesgo la seguridad de las personas que viven cerca.

Este escenario lamentable empaña la inauguración de la Plaza Nicaragua, un espacio que ha requerido décadas de esfuerzo y planificación para ser revitalizado y que ahora, apenas abierto, ya sufre las consecuencias del vandalismo y la falta de civismo. Los vecinos hacen un llamado a las autoridades para que se tomen medidas urgentes que protejan y preserven esta área pública, asegurando su uso adecuado y respetuoso por parte de todos.

Daños en la recién inaugurada Plaza Nicaragua en menos de 24 horas