miércoles. 29.05.2024

Los datos del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla parecen hablar por si solos. En aquellos apartados donde se recomienda que baje el porcentaje, aumenta y donde es interesante que aumente, baja. Es lo correspondiente a la memoria anual del TSJA.

En concreto, la tasa de congestión pasa el 1'31 al 1'36, la de sentencia del 0'30 al 0'32, la de pendencia del 0'29 al 0'33 y la de resoluciónn pasa del 0'97% al 0'93%. Estos son los datos que van de 2022 a 2023, una tasa de casos por cada 1.000 habitantes.  Los asuntos ingresados al final de 2022 fueron 4.373, pasando a los 5.220 del año siguiente. Los asuntos en trámite al final del período pasaron de 1.958 a 2.566 de un año a otro.

En cuanto a los asuntos por jurisdicciones, la Civil tiene 1.958, la penal 1.095, la Contencioso-Administrativo en 350, la jurisdicción social 631 y no se regisitraron asuntos ni en el togado militar ni en la sala especial del Supremo. En total fueron 4.034 asuntos, frente a los 3.917 del año anterior,  2022.

Entrando en la jurisdicción Penal, en primera Instancia e Instrucción entraron 669 asuntos (615 en 2022), en Violencia contra la Mujer 74 frente a los 42 del año anterior, en Menores 38 frente a los 56 de 2022, en Vigilancia Penitenciaria 123 asuntos frente a los 63 del año anterior mientras que en los Juzgados de Lo Penal decayeron los asuntos de 141 a 98. En las Secciones Mixtas pasamos de 110 a 102. Un total de 1.095 asuntos frente a los 1.027 del año anterior.

En la civil, los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción iniciaron 1.824 asuntos frente a 1.960 del pasado año. El Juzgado de lo Mercantil inició 39 asuntos frente a los 64 de 2022. La litigiosidad sube en todo el territorio nacional, según los datos facilitados hoy, con especial incidencia en Canarias y Andalucía, región de la que dependen judicialmente tanto Ceuta como Melilla.

Los datos del TSJA confirman el 'atasco' en los juzgados de Ceuta