lunes. 22.04.2024

La Plaza Alta de Algeciras, donde fue asesinado el sacristán de la iglesia de La Palma la pasada noche, ha amanecido con flores y velas. Se trata de unos crímenes que han conmocionado a la vecina ciudad, que permanecerá todo el día de luto oficial, decretado por su alcalde, Juan Ignacio Landaluce, de acuerdo a 'Europa Sur'. El Obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, se ha desplazado a Algeciras tras conocer lo sucedido.

Celebrarán una concentración a las 12.00 en memoria de las víctimas. Iniciativa que también ha tomado Ceuta, dónde se realizará frente a la puerta noble del Palacio de la Asamblea, a la misma hora.

La Audiencia Nacional está investigando estos ataques como un posible ataque terrorista, mientras que el detenido, Yassine Kanjaa de 25 años, pasará a disposición judicial en las próximas horas. Nacido en Marruecos en 1997, se encontraba en situación irregular y en trámites para ser expulsado, después de haber sido detenido por la Policía Nacional el 16 de junio de 2022, comprobando que carecía de la documentación necesaria para poder residir en territorio español.

En el relato de los hechos, según ha comunicado la Cadena SER, irrumpió en la iglesia al grito de "Alá es grande", en un momento en el que había una docena de niños en catequesis. La catequista le rogó que no la matara.

La Policía lo tenía controlado, según explica El Mundo, pero al carecer de antecedentes delictivos únicamente podían vigilarlo. En la tarde de ayer, señala este medio, mató a puñaladas con un machete a un sacristán y dejó heridas de distinta consideración a cuatro personas, Después, fue detenido tras oponer una "gran resistencia".

El detenido por los ataques en Algeciras estaba siendo vigilado por la policía