miércoles. 22.05.2024
CRUZ ROJA

El Anfibuggy, una forma de mejorar el verano de las personas con movilidad reducida

El baño adaptado es un servicio que Cruz Roja presta desde hace más de 20 años. A través de sillas adaptadas o Anfibuggys, la entidad facilita el baño en el Parque Marítimo a personas con movilidad reducida. Unos recursos que, desde Cruz Roja, reclaman también para las playas de la Ribera y el Chorrillo, ya que cuentan con la Bandera Q de Calidad Turística y, han afirmado, este es uno de los requisitos para obtenerla.

Cruz Roja ya está prestando su servicio de baño adaptado en el Parque Marítimo, con el que a través de los Anfibuggys o sillas de baño adaptada, permiten disfrutar un poco más del verano a las personas con movilidad reducida. Un servicio del que este año se benefician diecinueve usuarios, para los que estas sillas adaptadas “han cambiado el verano”.

 

El servicio de baño adaptado lleva más de veinte años prestándose. En un principio comenzó en las playas, aunque debido a algunos problemas, como las medusas, decidió trasladarse al Parque Marítimo. Decisión que agradecen los usuarios, que prefieren esta ubicación.

 

A través de este programa, que se prestará hasta septiembre de lunes a jueves en horario de 11:00 a 13:00 horas, Cruz Roja se encarga del transporte hasta el Parque Marítimo de los usuarios y de facilitarles el baño. No obstante, la silla adaptada está disponible durante todo el día para cualquier persona con capacidades especiales que la necesite.

 

Clemente Núñez, director del Área de Salud y Socorro de Cruz Roja, ha aprovechado la ocasión para reclamar más Anfibuggys en Ceuta, precisamente en las playas del Chorrillo y la Ribera, las dos que cuentan con la Bandera Q de Calidad Turística, ya que, según ha afirmado, las sillas de transporte adaptado son uno de los requisitos para obtener la distinción.

El Anfibuggy, una forma de mejorar el verano de las personas con movilidad reducida