sábado. 15.06.2024
CORONAVIRUS

El Santo Sepulcro, cerrado por primera vez en casi 700 años

Por primera vez desde 1349, el considerado como lugar más santo de la cristiandad está cerrado. Se trata del Santo Sepulcro de Jerusalén, en el que la tradición sitúa el cadáver de Jesús de Nazaret antes de la Resurrección. Apenas un grupo de religiosos han podido transitar por un sitio que, en años precedentes, es un auténtico hervidero de fieles

Si hay alguna latitud geográfica, una ciudad en el mundo en la que la que la historia y las religiones se mezclen y enfrenten es, sin duda alguna, Jerusalén. La ciudad santa para las tres grandes religiones monoteístas, cristianismo, islam y judaísmo. Sin embargo, ni siquiera uno de los rincones más emblemáticos de la misma ha escapado indemne al coronavirus.

 

Y es que, por primera vez desde 1349 el Santo Sepulcro tiene cerradas sus puertas. El lugar en el que el cuerpo de Jesús de Nazaret fue velado antes de su Resurrección no presenta este año estampas de fieles llegados desde todo el mundo para vivir la Pascua en el, sino unos oficios celebrados por apenas quince religiosos.

 

Entonces, fue la Peste Negra. Hoy es el coronavirus el que cierra el Santo Sepulcro. Algo que no han conseguido, entre otros hechos, los interminables conflictos bélicos que vive la Ciudad Santa. Israel lamenta más de 1.000 muertos por el coronavirus. Una pandemia que deja constancia de su magnitud viendo imágenes de vacío en el Santo Sepulcro, San Pedro del Vaticano o Mecca.

El Santo Sepulcro, cerrado por primera vez en casi 700 años