domingo. 25.02.2024

Hablar de un grupo de solo tres años y ver a algunos de sus componentes puede parecer contradictorio. Porque Rafael Alonso "Baba", Javier Téllez o Javier Salas son historia viva del carnaval: cuando el dinosaurio despertó ellos estaban ahí. Pero si, técnicamente este es el tercer año de un grupo en el que tampoco faltan gente como los hermanos Hidalgo o el alma mater del mismo, Francisco Javier Pino, entre otros.

Este insiste en la idea fuerza: es un grupo de amigos haciendo carnaval. Simplemente. "Somos amigos, nos hemos ido conociendo a través de tantos carnavales, y eso es lo que nos tiene aquí, ensayando". Comparten local, por cierto, con la auténtica sensación de la fiesta: "Los hijos de los chirigoteros y comparsistas que se las dan de artistas", que les dan el relevo en el 'San Daniel' cuando concluyen sus ensayos.

La chirigota ha sufrido algún cambio este año. Nacho López 'Pote' y Francisco Javier Borrego dejan su sitio a otros componenntes, lo que aprovecha el autor para jugar con el nombre y el tipo, en el que se encomienda a la suerte. Tampoco estará en las tablas Francisco Javier Fernández Lázaro 'Javi Anta', que prefiere echarse a un lado este 2024. Siguen, no obstante, vinculados al grupo "vienen a las comidas y eso", dice con cierta guasa su autor.

Un autor que vuelve a apostar por temas fundamentalmente ceutíes, tanto en el tipo -habrá que retroceder unos añitos en el tiempo: ahí lo dejamos- como en la temática a tratar, como ya hicieran el pasado año con 'Me cago en to' o hace dos con la fase más dura del confinamiento, parodiada y premiada con un primero con 'Ya echo de menos la calle'. Este año el tipo vuelve a ser "muy, muy de Ceuta", advierte su autor.

'Me faltan dos': el clasicismo y el localismo a escena