martes. 27.02.2024
OLA DE CALOR

Los farmacéuticos alertan sobre los riesgos de la ola de calor en el uso de medicamentos

Los farmacéuticos hacen hincapié en la importancia de tener en cuenta cómo la ola de calor puede afectar a los medicamentos. Aspectos como la edad, estado fisiológico, patologías de base y la actividad física también juegan un papel crucial en este escenario, donde los expertos aconsejan un uso responsable y la consulta con profesionales de la salud

La llegada de una ola de calor con temperaturas extremas no solo afecta a la salud de las personas, sino que también puede tener un impacto significativo en la eficacia y seguridad de los medicamentos. Los farmacéuticos advierten sobre la necesidad de tomar precauciones y considerar los efectos de las altas temperaturas en la toma de medicamentos, especialmente en el caso de tratamientos para enfermedades crónicas.

Con cerca de 680 principios activos y más de 7,000 presentaciones de medicamentos en farmacia comunitaria, los pacientes deben estar alerta durante episodios de ola de calor. Aspectos como la edad, el estado fisiológico, las patologías de base y la actividad física también influyen en cómo las altas temperaturas pueden interactuar con la medicación.

Los riesgos de la ola de calor en relación con los medicamentos se pueden dividir en dos complicaciones graves:

  1. Síndrome de Agotamiento-Deshidratación: Este síndrome surge gradualmente debido a la pérdida excesiva de líquidos en el cuerpo.
  2. Golpe de Calor: Es un fallo en los mecanismos de termorregulación del cuerpo, que se manifiesta repentinamente y puede ser fatal si no se trata a tiempo.

Los mecanismos por los cuales los medicamentos pueden agravar los efectos de las altas temperaturas son diversos:

  1. Medicamentos que afectan la función renal y pueden causar toxicidad renal.
  2. Medicamentos que interfieren con los mecanismos de pérdida de calor del cuerpo, ya sea reduciendo la sudoración o limitando la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel.
  3. Medicamentos que favorecen la pérdida de agua y electrolitos.
  4. Medicamentos que aumentan indirectamente la temperatura corporal.

Además de estos factores, ciertos medicamentos pueden ver alterada su distribución o eliminación en situaciones de deshidratación. Aquellos que disminuyen la presión arterial o causan somnolencia también pueden agravar los efectos del calor.

Los farmacéuticos ofrecen consejos clave para el manejo de medicamentos durante una ola de calor:

  1. Conservar los medicamentos en un lugar fresco y seco, idealmente a temperaturas inferiores a los 25-30ºC.
  2. Utilizar inmediatamente los medicamentos que requieren refrigeración (entre 2-8ºC) al sacarlos del frigorífico.
  3. Tener precaución con supositorios, óvulos y cremas, ya que son sensibles al calor.
  4. Medicamentos sin instrucciones específicas de temperatura pueden ser resistentes a temperaturas de hasta 40ºC durante 6 meses.
  5. Transportar medicamentos sensibles al calor en una nevera portátil si es necesario.
  6. Evitar dejar medicamentos en la guantera o el maletero del coche por largos periodos.

Ante la llegada de la ola de calor, los pacientes deben mantenerse informados y seguir las indicaciones de los profesionales de la salud para garantizar la efectividad y seguridad de sus tratamientos médicos.

Los farmacéuticos alertan sobre los riesgos de la ola de calor en el uso de medicamentos