domingo. 04.12.2022
FIESTAS PATRONALES

Fieles a la estrofa del himno: Patrona suya, Ceuta te aclama

Las fiestas en honor de Santa María de África han concluido ya, desde el punto de vista religioso. La misa previa a la procesión de la Patrona de Ceuta ha congregado a centenares de personas en las puertas del templo patronal. Una misa oficiada, con motivo del Año Jubilar, por el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez

 

Su origen sigue siendo un misterio, pero desde su llegada a Ceuta -tal vez no en 1418, fecha en que comenzaron los trámites, sino en 1422- la imagen de Santa María de África es parte ineludible de una ciudad. Y una tarde más de 5 de agosto, en la Plaza que lleva su nombre, cientos de personas se congregan para asistir a uno de los actos más enraizados en la tradición popular ceutí. No sólo en la religiosa.

 

No faltaba nadie; autoridades civiles y militares, el Consejo de Hermandades en Pleno y, sobre todo, mucha gente. Para asistir a una misa concelebrada con un oficiante especial: el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez. Hace un guiño a la historia de la Ciudad citando versos de Camoens -otro de los grandes legados del pasado portugués a Ceuta- y confesándose, en adelante, "como un devoto más de Santa María de África". Y pide solidaridad y comprensión "para las pruebas que la providencia os ha puesto por delante". Miran atentos, en ese momento, el presidente de Ceuta, Juan Vivas, y el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce. Las pruebas de la providencia no son otras que las oleadas de inmigrantes que acogen ambas ciudades hasta el punto del colapso.

 

El momento más especial, sin duda, al final. Un -magnífico- sexteto llegado desde Jerez de la Frontera empieza a entonar el Himno de la Virgen de África. No hace falta: al unísono, sin apenas buscar la "chuletilla" con la letra, centenares de personas comienzan a cantarlo. Haciendo bueno, una vez más, el principio de dicho himno: Patrona suya, Ceuta te aclama.

 

La Virgen sigue su camino, por la Plaza de África y Jaúdenes. Y luego llegarán momentos especiales, como la petalada o la salve frente a Gibraltar. Aquella tierra de la que, dice la leyenda, vinieron sus gentes a implorar la intervención de la Virgen para hacer frente a una epidemia. Otra leyenda, otra historia más, como tantas que no se sabrán o apenas se conocen. Seiscientos años dan para mucho.

Fieles a la estrofa del himno: Patrona suya, Ceuta te aclama
Comentarios