viernes. 01.03.2024

Gracias a la rápida intervención del personal sanitario del centro y la eficaz respuesta de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que se personaron en el lugar tras recibir la llamada al 091, se pudo brindar asistencia inmediata a los afectados y se procedió a la identificación y detención del agresor.

En respuesta a este incidente, se activó el protocolo anti-agresiones de INGESA, lo que incluyó la notificación del suceso al servicio de Medicina Preventiva y la presentación de una denuncia en la comisaría. INGESA cuenta con procedimientos establecidos para ofrecer asesoramiento y apoyo a las víctimas de agresiones, facilitando los medios para emprender las acciones legales pertinentes y garantizando en todo momento el anonimato de las víctimas.

Todas las incidencias son procesadas por la Gerencia y enviadas a la Dirección Territorial, que a su vez las remite a la Asesoría Jurídica Central junto con las denuncias interpuestas y los informes correspondientes.

Desde 2017, contamos con la figura del Interlocutor policial sanitario, un canal directo de comunicación para informar sobre cualquier tipo de agresión que suceda en nuestros centros. Recordamos que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública es considerada un delito de atentado por los tribunales de justicia, y como tal, es perseguido con todo el peso de la ley.

INGESA hace un llamado a respetar a los profesionales sanitarios y no sanitarios que diariamente trabajan por el bienestar y la salud de nuestra sociedad. Continuaremos trabajando para asegurar un entorno seguro para nuestro personal y usuarios.

CONDENA DE UGT

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT y los delegados de UGT del Comité de Empresa de SECOEX Seguridad, han expresado la más enérgica condena hacia el incidente ocurrido en el Centro de Salud del Tarajal. La labor de los vigilantes de seguridad en este centro se ve mermada por la falta de material, ya que en la anterior instalación contaban con un arco de seguridad que proporcionaba mayor tranquilidad y seguridad tanto a los usuarios como al personal sanitario.

El Sindicado se sumaba a instar al INGESA a realizar las gestiones necesarias para garantizar que este tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir, dotando al centro de todo el material necesario. Asimismo, UGT respalda el trabajo realizado por los compañeros que prestaron servicios durante el incidente, así como a todo el personal de vigilancia de seguridad que, en ocasiones, se enfrenta a situaciones similares en el ejercicio de sus funciones.

INGESA denuncia en la comisaría la agresión en el Centro de Salud del Tarajal