domingo. 16.06.2024
PLAYAS SEGURAS

Un inicio de verano sin apenas medusas y con un recordatorio: “el socorrista no es una guardería”

La temporada de playas se iniciaba el pasado mes de junio y la principal novedad es la ausencia de incidencias a causa de las medusas en las mismas. Apenas se ha producido una treintena de picaduras aunque, eso sí, una carabela portuguesa llegó hasta nuestras costas. Charlamos con el representante de Marsave, Rachid Lahsen, que, además, nos da algunos consejos para una estancia segura en las playas, comenzando por uno muy básico: “el socorrista no es una guardería”.

La temporada de playas se iniciaba el pasado mes de junio y con ella regresaba la presencia de Marsave, la empresa encargada del socorrismo, a nuestras playas. Una presencia que en este inicio de verano ha estado marcada por una noticia positiva, apenas se han producido incidencias por picaduras de medusas.

Así, explica Rachid Lahsen, responsable del servicio de socorrismo en nuestras playas, apenas se ha producido una treintena de incidencias en este sentido, cuando otros veranos a estas alturas la presencia de medusas era muy superior y dificultaba disfrutar de las jornadas de playa. Pese a ello, recuerda, se ha localizado una carabela portuguesa en nuestras costas, si bien estaba prácticamente muerta. Pese a ello, recuerda, estas medusas pueden ser tóxicas hasta cuando han dejado de estas vivas, por lo que su tratamiento debe ser específico, avisando al 112 que se encarga de poner la situación en conocimiento de la empresa encargada de recoger estas medusas ya que deben ser tratadas antes de deshacerse de ellas.

Lahsen ha recordado, además, que es lo que debemos hacer si nos pica una medusa común, de las de toda la vida. En primer lugar, ha señalado, no se debe aplicar agua dulce sino acudir al puesto de socorro. Allí, los socorristas procederán al raspado de la picadura, por si aún quedan restos del invertebrado, y aplicarán frío local para calmar la picadura. Igualmente, ha recordado, no debemos exponernos al sol tras una picadura, ni tampoco volver al entrar al agua.

Más allá de este consejo sobre picaduras, el responsable de Marsave ha dado otros cuantos para disfrutar de las playas con seguridad. El primero pasa por el adecuado control de los niños. “Los socorristas no son niñeros – ha subrayado – los papás deben permanecer atentos a los niños”, especialmente cuando estos se encuentran en la lámina de agua porque, ha recordado, en los pequeños se da el llamado ahogamiento silencioso, más difícil de detectar. Así, ha insistido, “el socorrista vigila y previene pero no es una guardería”.

Otro de los consejos básicos pasa por no exponerse al sol durante mucho tiempo y tener mucho cuidado con los rayos ultravioleta. Lahsen ha recordado que solo con mirar la previsión meteorológica en el móvil podemos conocer el Índice Ultravioleta (nosotros también les informamos de él a diario en nuestra previsión del tiempo) porque lo que “todos sabemos cuando hay días de mayor radiación”. Ante esto, ha explicado, “hay que ponerse crema y cuidarse del sol que puede tener efectos muy dañinos”.

También es necesario recordar que no debemos meternos en el agua de golpe para evitar que se produzca un “shock térmico”, lo que popularmente se ha dado en llamar un “corte de digestión” aunque realmente no lo sea. Para ello, ha explicado, hay que refrescar primero las muñecas, el cuello y las rodillas, para aclimatarse antes de entrar en el agua.

Para finalizar, el responsable de Marsave ha recordado la mala combinación que supone el consumo de alcohol con los baños en el mar. Si se consume alcohol, ha señalado, “es mejor darse una duchita que meterse en el mar y, si te metes, mejor que haya alguien atento a ti”.

En definitiva, una serie de consejos básicos para que nuestra estancia en las playas sea segura.

Un inicio de verano sin apenas medusas y con un recordatorio: “el socorrista no es una...