lunes. 27.05.2024
2 DE MAYO

Jacinto Ruiz y Mendoza, el héroe del 2 de mayo del que Ceuta no se olvida

Ceuta no olvida a sus héroes y así lo demuestra cada 2 de mayo con el tradicional homenaje al Teniente Ruiz. Jacinto Ruiz y Mendoza, teniente de Infantería, nacido en la ciudad, no dudo en enfrentarse al invasor francés en el madrileño levantamiento del 2 de mayo, convirtiéndose en uno de los héroes de la Guerra de Independencia española.

Homenaje al Teniente Ruiz 2024 / Daniel Hernández
Homenaje al Teniente Ruiz 2024 / Daniel Hernández

La estatua del Teniente Ruiz preside la plaza del mismo nombre en pleno centro de Ceuta. Una plaza que este jueves se ha vestido de gala para recordar, una vez más, al héroe ceutí del madrileño levantamiento del 2 de mayo que, en el año 1808, daba inicio a la Guerra de la Independencia frente al invasor francés. Un héroe del 2 de mayo quizás no tan recordado al otro lado del Estrecho como los artilleros Daoiz y Velarde pero al que no olvida la ciudad que le vio nacer y que, una vez más, le ha rendido homenaje.

Jacinto Ruiz y Mendoza venía al mundo el 16 de agosto de 1779, siendo bautizado, apenas dos días después, en la céntrica Iglesia de Los Remedios. También en Ceuta asumiría su primer destino, como cadete, a los 16 años. Pero si algo hizo que su nombre se escribiera con letras de oro en el libro de los héroes españoles fue su intervención durante el levantamiento del 2 de mayo de 1808, fecha en la que se encontraba en Madrid, ya como Teniente de Infantería. A pesar de encontrarse guardando cama, por estar enfermo, el Teniente Ruiz no dudó en ponerse a disposición de sus superiores al escuchar las descargas del Ejército francés, y siguiendo las órdenes de su Coronel salir al mando de la 3ª Compañía para reforzar las tropas acuarteladas en el Parque de Artillería de Monteleón.

Allí, durante horas, el Teniente Ruiz y los Capitanes de Artillería Daoiz y Velarde (ambos cuentan también con calles en nuestra ciudad), resistieron las embestidas del ejército invasor, resultando herido aunque corriendo mejor suerte que sus dos compañeros, que fallecieron aquel mismo día.

Durante su recuperación y viendo el despliegue del Ejército francés, el Teniente Ruiz, aún muy débil, no dudó en abandonar Madrid para unirse a quienes en otros puntos se reorganizaban en defensa de la independencia española, desoyendo los consejos de su médico y los de sus compañeros. Menos de un año después de los sucesos de Madrid, el 13 de marzo de 1809, Jacinto Ruiz y Mendoza fallecía en la localidad extremeña de Trujillo, tras agravarse su estado de salud, nunca recuperado tras las importantes heridas sufridas el 2 de mayo. Tenía solo 29 años pero su recuerdo permanece hasta el día de hoy.

Así ha quedado demostrado este jueves en el acto que, con la presencia del presidente de la Ciudad, la delegada del Gobierno y el Comandante General de Ceuta, ha honrado su memoria. Un acto que ha contado con la participación del Grupo de Regulares número 54 de Ceuta, que tras el acto de homenaje a los caídos, y la colocación de las coronas de laureles bajo su estatua, ha procedido a realizar el tradicional desfile en su honor por el paseo del Revellín. Un desfile que regresa este año, después de que el pasado decidiera suspenderse, esas fueron las órdenes emitidas por Defensa, en plena campaña electoral e, indicaron entonces, para no vincular al Ejército con ninguno de los partidos en liza.

Este año sí, los ceutíes han vuelto a conmemorar a su particular héroe del 2 de mayo. Un héroe que vuelve a demostrar que, en los momentos decisivos de la historia de España, los ceutíes también son parte fundamental.

Jacinto Ruiz y Mendoza, el héroe del 2 de mayo del que Ceuta no se olvida