lunes. 27.05.2024

En la tarde de este miércoles, la Capitanía Marítima de Ceuta daba por controlado el derrame de 27.000 litros de fueloil 180, un tipo de combustible marino ligero, proveniente del buque tanque 'K Onset', que navega bajo bandera de Liberia.

Una vez controlado el derrame y con el 'K-Onset' retenido, se procedía a vaciar el tanque afectado utilizando cubas cisterna de la compañía Urbaser. Una vez vacío el depósito, se procederá a su ventilación. Posteriormente, se planificará su traslado a otra zona del puerto, probablemente al muelle de Poniente, donde se llevaría a cabo su reparación antes de poder zarpar de nuevo.

Barreras de contención en el muelle Alfau (C.A.)
Barreras de contención en el muelle Alfau (C.A.)

El petrolero, construido en 2006, con 127 metros de eslora y 20 metros de manga, permanecerá inmovilizado hasta que se resuelva el expediente abierto por la Capitanía Marítima de Ceuta, lo que podría resultar en una sanción que podría superar el medio millón de euros, que se le impondrían en concepto de penalización, y para cubrir los gastos que asume la administración para contener y limpiar el carburante derramado.

Este incidente ecológico ocurrió a última hora de la tarde del martes pasado en las aguas del muelle Alfau, donde el barco estaba atracado, y también afectó a las aguas de Levante y a las bóvedas del muelle.

Barreras de contención en el muelle Alfau (C.A.)
Barreras de contención en el muelle Alfau (C.A.)

El barco llegó a la ciudad el martes pasado, poco después de las tres de la tarde, procedente del puerto pontevedrés de Villagarcía de Arousa. En torno a las 19:45 horas, se informó de un derrame causado por una grieta en el casco del barco, cuyas causas aún se desconocen, mientras el buque realizaba operaciones de suministro de combustible en el puerto ceutí. Quince minutos después, se iniciaron las tareas de control por parte de todos los servicios de emergencia previstos en el Plan Interior Marítimo en el Dique de Levante del puerto de Ceuta.

La Autoridad Portuaria de Ceuta declaró el plan de emergencia de acuerdo al protocolo establecido que incluyó la activación de mecanismos de contención de fueloil con la intervención de varias empresas portuarias, entre ellas Amarres Ceuta y Urbaser, así como Workboat de Algeciras, que también pertenece al grupo Consulmar. Se desplegaron barreras de contención así como mantas absorbentes para limitar el alcance del vertido. Tanto Amarres como Urbaser continúa trabajando en la zona.

El ‘K Onset’ podría enfrentarse a una multa de medio millón de euros