lunes. 15.04.2024
PARQUE MARÍTIMO

La Ciudad plantea la apertura del Parque Marítimo en junio de forma similar al pasado año

La Ciudad plantea la apertura de la temporada de baños en el Parque Marítimo del Mediterráneo el próximo junio, de forma similar a cómo se realizó el pasado año. Siempre y cuando la evolución de la situación epidemiológica lo permita, por lo que la fecha y condiciones podrían variar mucho. Si se confirman estas previsiones, se podrían adquirir las entradas - los abonos quedarían descartados de nuevo - por medio de la aplicación web, y las medidas de seguridad serían el factor predominante.

Dependerá enormemente de la situación epidemiológica cuando llegue el momento, pero la intención de la Ciudad Autónoma es que el Parque Marítimo abras sus puertas el próximo junio, de forma similar, si no igual a cómo lo hizo el pasado año. Aunque, insistimos, la evolución de la situación epidemiológica, será la que determine si se confirman o no estas previsiones.

El pasado año ya se suprimieron los abonos, y la venta de entradas, se realizó a través de una web en la que era necesario registrarse para poder comprar la entrada, www.parquemaritimo.es en la misma se estableció un banner de compra de tickets.

 

El precio de la entrada que se dispuso el pasado año era de 5'5 euros, con una excepción, la entrada semanal para mayores de 65 años, de lunes a domingo, en la que cada día salía a 3'5 euros.

Esta medida tenía como objetivo tener en cuenta no sólo el esfuerzo económico que podía suponer para los mayores adquirir la entrada, sino también que si la adquirían en taquilla sólo tuviesen que acudir una vez a la semana. Sin embargo, esta abría media hora antes del horario general, a las 10.30, con el fin de que pudieran adquirir sus entradas

 

A la hora de adquirir las entradas normales por vía online había que elegir zona, sobre el mapa de la web, donde se veían numeradas cada una de las zonas y el usuario podía seleccionarlas. En cada zona había que seleccionar la hamaca, ubicadas de forma individual o por pareja.

 

Durante el proceso de compra se podían adquirir también las sombrillas, procediendo al pago total. Una vez efectuada la compra, el usuario recibía la entrada con un código QR que era el que se empleaba para entrar.

 

Estas entradas solo se podían adquirir para un día, no para varios. Es decir, que el usuario no podrá adquirir una entrada hasta no consumir la anterior. Además, se había establecido como límite la compra de 10 entradas por persona.


Debido a las medidas de seguridad el aforo se redujo a menos de la mitad - de las 2.500 personas a apenas 1.000, y muchos de los servicios de esta infraestructura, como por ejemplo el de colchonetas, se invalidaron, con el fin de evitar contagios.

 

Medidas de seguridad como las tomas de temperatura o espacio entre las hamacas, así como la obligatoriedad de usar mascarillas en algunos espacios, que volverán a estar presentes este año, con toda probabilidad.

La Ciudad plantea la apertura del Parque Marítimo en junio de forma similar al pasado año