lunes. 17.06.2024

Elisa Lorente, arquitecta técnica, lleva 10 años dedicada al diseño de moda. Mientras estudiaba Aparejadores en Sevilla su pasión por los trajes de flamenca la impulsó a confeccionar para ella misma su primer diseño. Mientras hacia la carrera solo lo hizo a nivel personal y para su familia puesto que al haber aprendido sola a coser, sin ninguna formación en confección, no se sentía segura que realizarlos para la venta.

Elisa se define como “perfeccionista” y hasta que no alcanzó un grado de pericia suficiente, no comenzó a ofrecer su talento al público. No obstante, lleva creando para para la calle más de 10 años. Ella asegura que, no cose, no sabe lo suficiente para llamarlo así, de forma que prefiere denominarlo “hacer” y hace desde disfraces, trajes de flamenca y otras muchas cosas, las que compagina con su profesión de arquitecta técnica.

En febrero comienza a elaborar por encargo, trajes de flamenca, normalmente para la Feria. Ya tienen cierta reputación y el “boca a boca” hace que suelan llegarle clientes. La propuesta de este traje le llegó de Nene Gómez que le pidió un modelo que combinase lo flamenco con lo regular ya que la intención de estrenarlo era durante la ofrenda Floral a la Virgen de Africa cuando acompañase a su marido, José María Moro, Coronel Jefe del Grupo de Regulares 54.

En principio. Elisa se negó porque tenía muchos encargos y una ingente cantidad de trabajo pero tras pensarlo un poco se dio cuenta que esta idea de la fusión tenía mucha originalidad e iba a ser algo especial, así que quiso hacerlo ella y acepto el encargo.

En mayo se puso a trabajar con los bocetos y subraya que la actitud de su clienta fue totalmente positiva lo que reforzó su decisión de elaborar este traje. “Todo le parecía estupendo” Nene Gómez fue quien consiguió las telas para que fueran las mismas y de los mismos colores que los uniformes de regulares.

 

Todo se mantuvo en secreto para poder dar la sorpresa en la Ofrenda. Entrego el vestido al principio de la Feria a una clienta que asegura, quedó supercontenta.

 

El resto es historia. Historia y cumplidos. Tras el estreno del traje, comenzaron los comentarios frecuentes sobre el vestido, calificándolo de “éxito, elegante, discreto”. La dueña del vestido que ejerció de modelo, ha recibido toda clase de felicitaciones, “piropos” incluso.

Este sábado publicaron en redes sociales las fotos del vestido y no han dejado de llegar mensajes felicitándola por el trabajo. Además de despertar el interese de los medios de comunicación pidiendo entrevistas, así como de las casas regionales de Ceuta.

Nene Gómez, la propietaria e impulsora de la idea, va a donar el traje al museo de Regulares y ha pedido a Elisa que la acompañe el día de la donación.

 

Además, son muchas las personas que le han asegurado que, en febrero, la llamarán para pedirle que haga otros trajes. Toda una avalancha que mantiene a Elisa eufórica.

Está a punto de irse de vacaciones para coger fuerzas y volver con otros proyectos. Tiene intención de dejar de trabaja en su estudio en casa y abrir un negocio a la vista en la calle donde pueda hacer crecer esta idea que tuvo ya hace años. Si tiene el mismo éxito que durante esta Feria, parece que el éxito está asegurado.

La fusión de elementos del traje rociero de Elisa Lorente brilla en la Ofrenda Floral