jueves. 13.06.2024

La Organización Mundial de la Salud ha puesto en duda este sábado la eficacia del llamado pasaporte inmunitario, un certificado que identifica a quién ha pasado la enfermedad y estaría libre de volver a infectarse. La OMS ha advertido de que no existen evidencias suficientes de la inmunidad que aportan los anticuerpos que genera un individuo tras superar la COVID-19, ni de que se puedan evitar segundas infecciones.

 

Desde esta entidad se ha explicado que si bien la mayoría de las personas que han pasado el coronavirus han generado anticuerpos que lo bloquean, se desconoce cuanto tiempo permanece la protección en el organismo tras la primera infección ni cuál es su capacidad de defender al individuo ante una nueva infección.

 

Unas reticencias que, tal y como ha informado el diario El País, también comparten desde la Sociedad Española de Medicina Preentiva, Salud Pública e Higiene que ha subrayado que “no sabemos si los anticuerpos son protectores, el tiempo que duran y si son neutralizantes o no”. Esta entidad también ha advertido de que este tipo de pasaportes de inmunidad conducen a “la limitación estratificada de las libertades y derechos fundamentales por motivo de salud” y generan “discriminación y estigma en función del estado serológico”.

 

Las expertos han advertido, además, del efecto contraproducente que puede tener una medida como esta. Unos efectos que pueden ir desde que los individuos que han pasado la enfermedad bajen la guardia al pensar que no pueden volver a contagiarse a que quienes no lo han pasado traten de infectarse para poder acceder a espacios o eventos.

 

La OMS duda sobre la eficacia del pasaporte inmunitario