viernes. 12.04.2024

Los testimonios recogidos son diversos, pero parece haber un consenso general, con solo algunas excepciones, en que las ventas de este año están cayendo a niveles incluso del año del confinamiento. Los precios no han subido en estos días, nos dicen, pero llevan haciéndolo durante los últimos meses. Eso, combinado con el fantasma de la recesión futura que puede llegar a partir de enero, está haciendo, a juicio de los adjudicatarios del mercado, que los clientes se refrenen en sus compras.

La pérdida del poder adquisitivo es un factor para que se note una menor actividad en los remodelados pasillos del mercado. Una remodelación en proceso que, de momento y a juicio de los vendedores, no se ha traducido en mayores ventas.

En cuanto a las uvas, ingrediente principal de las despedidas del año, se han mantenido los precios desde hace tiempo y oscila entre los 3 euros el kilo y los 3.50. Según nos cuentan los vendedores, el público suele dejar para los últimos días la compra de la uva y hay muchos que prefieren la comodidad de la uva envasada a la de las naturales, a pesar de su mayor coste, aunque sigue habiendo quien defiende a ultranza la uva fresca, asegurando que "solo esa es la auténtica uva de la suerte".

En cuanto a los productos para llevar a la mesa en esa noche y durante el año nuevo, siguen siento los pescados y mariscos los preferidos en muchas de las casas de Ceuta. Unos alimentos que tienen un precio considerablemente más alto que el que tenían hace unos años y a los que el público ceutí no está acostumbrado. Bogavante a 60 euros o pescados grandes a 50 euros, el kilo, hacen que muchos hogares necesiten gastar más de 100 euros para poder tenerlos en la mesa para toda la familia.

Una salida de año difícil en el mercado con perspectivas de una cuesta de enero y febrero más larga y pronunciada que en otros años, aunque sin perder el optimismo de que el año nuevo traiga nuevas esperanzas y alguna mejora.

Además, esté el ánimo como esté, ninguno de los adjudicatarios se priva de una sonrisa a la hora de desear a todos los ceutíes una feliz salida y entrada de año.

Llega un fin de año dificil para el Mercado central