domingo. 14.04.2024
DÍA DE LA MUJER

Mariola Cubells y una generación de mujeres para la historia: "pudimos elegir y creo que elegimos bien"

La periodista y escritora Mariola Cubells pasaba este viernes por Ceuta para participar en el evento 'Con Voz de Mujer', organizado con motivo de la celebración, la próxima semana, del Día de la Mujer. Una cita en la que la autora nos hablaba de su último libro, 'Mejor que nunca', sobre una generación de mujeres pionera, que creció en democracia y que, por pimera vez, pudo elegir, “y creo que elegimos bien”.

Mariola Cubells durante su intervención este viernes en 'Con Voz de Mujer'
Mariola Cubells durante su intervención este viernes en 'Con Voz de Mujer'

La periodista y escritora Mariola Cubells pasaba este viernes por Ceuta en el marco de la celebración del evento 'Con Voz de Mujer' organizado por la Cadena SER con motivo del Día de la Mujer, que tendrá lugar la próxima semana, el 8 de marzo. Una cita antes de la que atendía a los medios de comunicación para hablar de su último libro, 'Mejor que nunca', una crónica sobre la vida de las mujeres de más de 50 y sus logros.

Un libro en el que defiende una tesis “que las mujeres que estamos en esa franja de edad somos una generación para la historia, pionera en muchas cosas”. Y es que, ha explicado, la suya es una generación “que rompió moldes, que rompió con mandatos, que se dio cuenta de las cosas que no quería y que construyó un sendero, lo desbrozó, por el que vienen muchas generaciones posteriores”. Un sendero, ha insistido, “que nos conducía a lugares más felices, a lugares más independientes, más autónomos... lugares que ninguna otra generación había visitado, porque eran generaciones a las que la dictadura asoló”. 

Para Mariola Cubells, las mujeres de más de 50 años “hemos sido pioneras en cuestiones tan vitales que a ves no lo sabemos”. De hecho, reconoce, “yo he descubierto muchas de esas cosas en el momento en el que me he puesto a escribir el libro”. Se trata de mujeres que crecieron y se hicieron adultas en democracia, que no tuvieron que luchar por ir a la universidad, ni para decidir no casarse. La primera generación, ha insistido, que decidió si quería tener hijos o no, que acudió masivamente a la universidad y que llegó a la edad fertil con el aborto legalizado. “Rompimos una serie de normas y adquirimos derechos de los que nuestras madres no habían podido gozar”, explicaba durante su intervención ante los medios, por eso cree que “lo que diferencia a nuestra generación es que nosotras hemos podido elegir y creo que elegimos bien”. Una elección, explica, basada en un argumento que repiten todas las mujeres con las que ha hablado para el libro “nos dimos cuenta de las cosas que no queríamos y hay un mantra que se repite en todas las mujeres con las que yo he hablado para el libro: yo no quiero la vida de mi madre”. Una frase que se repite porque rompieron un modelo vital.

Respecto al acceso de estas mujeres al feminismo, la periodista y escritora ha señalado que “yo no tengo la sensación de haber sido una heroína, yo he vivido el feminismo de una manera natural”. Y es que, ha insistido, “hemos tenido otro tipo de educación, hemos seguido unas pautas distintas y creo que eso nos sitúa en un lugar privilegiado para elegir, somos una generación para la historia”.

A Cubells, sin embargo, le preocupan las situaciones a las que se enfrentan las generaciones más jóvenes, especialmente en lo que se refiere a la independencia económica, marcada por la precariedad, tanto para las mujeres como para los hombres. “Es uno de los temas que abrasa, porque cuando nosotros empezamos a trabajar teníamos una proyección, teníamos claro que íbamos a ir prosperando... sin embargo, la gente que tiene ahora 25 o 30 años mira al horizonte y está aterrorizada con toda la razón. La falta de libertad vendrá por ahí, de la falta de libertad, de independencia económica, que ahora mismo es mucho más brutal que cuando yo tenía 30 años”.

También le preocupa cierta involución que percibe en las generaciones más jóvenes aunque prefiere no generalizar. En este sentido reconoce que ve comportamientos puntuales que le preocupan, como el retorno al hogar a través de maternidad naturalista, el apego o “la teta a demanda”, un retorno “a la historia del bebé tirano”. La diferencia entre esta generación y las anteriores es que ellas tienen la opción de elegir, algo que no pudieron hacer sus abuelas. Los motivos son varios, ha explicado, “quizás es porque no han tenido que pelearlo, quizás porque como nosotras han huido del referente maternal”. Las mujeres de 25 años, ha explicado, “fueron niñas que no nos vieron en casa y de pronto tienen este rollo”. Lo que tienen que saber, insiste, es “que el bebé se va y le da igual que le hayas dedicado tu vida” y así sentencia “yo he tenido una sensación de deuda moral con mi madre, yo querría que mi madre hubiera tenido una vida propia”.

Mariola Cubells y una generación de mujeres para la historia: "pudimos elegir y creo...