lunes. 20.05.2024

La Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, ha renovado la autorización administrativa a favor de SIGRE Medicamento y Medio Ambiente, S.L., como sistema integral de gestión para recogida, tratamiento, reciclado y/o valorización de los envases y residuos de envases -incluidos los restos de medicamentos que pudieran contener- puestos en el mercado por la industria farmacéutica en Ceuta.

La anterior autorización fue renovada en los ejercicios 2007, 2012 y 2017 y desde este martes ha sido renovada hasta el 2028.

SIGRE es la entidad sin ánimo de lucro encargada de garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases y restos de medicamentos que se generan en los hogares. Fue puesto en marcha en 2001, fruto de la colaboración entre la industria farmacéutica, las farmacias y las empresas de distribución farmacéutica.

Su labor persigue un doble objetivo:

  • Medioambiental: evitar que los residuos de medicamentos y sus envases se tiren a la basura o por el desagüe, con el consiguiente riesgo de contaminación de nuestros suelos y aguas.
  • Socio-sanitario: favorecer la no acumulación de medicamentos en los hogares y sensibilizar sobre los riesgos sanitarios derivados del uso inadecuado de los mismos.

Se encargan de gestionar un sistema eficiente para el correcto reciclado de los envases, vacíos o con restos de medicamentos, en el que participan todos los agentes del sector. Su actividad está supervisada y tutelada por las autoridades ambientales a través de las Consejerías de Medio Ambiente de las distintas Comunidades y Ciudades Autónomas.

Todos los envases de medicamentos comercializados a través de las oficinas de farmacias llevan el Símbolo SIGRE para indicar al ciudadano que el producto se encuentra adherido al sistema y sus prospectos incluyen una leyenda medioambiental que indica dónde deben depositarse.

El funcionamiento de SIGRE se basa en un proceso de logística inversa, en el que se aprovecha la entrega de nuevos medicamentos a la farmacia para realizar la recogida de los residuos depositados en el Punto SIGRE. A través de este modelo se consigue reducir las emisiones de CO2 generadas por el transporte de los residuos y se garantiza el control farmacéutico para evitar sustracciones o su uso ilícito.

Medio Ambiente renueva los Puntos SIGRE por otros cinco años