jueves. 22.02.2024
MERCADO

"Mercado Central: Frutas por piezas y pescados “de lujo” marcan la pauta navideña

En el Mercado Central, la situación económica fluctúa en la víspera de las festividades navideñas. Mientras que los puestos de frutas y verduras no registran un alza significativa en las ventas, el sector de pescados y mariscos experimenta un aumento debido a la demanda de productos "de lujo" durante estas fiestas

Mercado Central /Archivo
Mercado Central durante el puente de La Inmaculada / César Martín

A medida que se aproxima la temporada navideña, el Mercado Central refleja realidades divergentes en cuanto a la actividad comercial. Los vendedores de frutas y verduras, que han enfrentado un año de ventas disminuidas debido a la inflación, no están presenciando un repunte en la demanda previo a las fiestas.

Según algunos comerciantes, el costo de los productos agrícolas no ha aumentado en estas fechas específicas, aunque sí se ha mantenido un incremento gradual a lo largo del año. Esta tendencia ha llevado a una reducción en las compras, donde antes se adquirían cantidades por kilo, ahora se realiza la compra por unidades individuales, lo que evidencia un cambio en el comportamiento del consumidor.

Por otro lado, el sector dedicado a la venta de pescados y mariscos tiene una visión más alentadora. Durante el puente de la Inmaculada, se ha observado un aumento notable en la demanda de productos considerados "de lujo", como bogavantes y carabineros. Esto ha generado una actividad constante en las pescaderías del mercado, contrastando con la situación en otros sectores.

La proximidad de las fiestas navideñas ha generado expectativas diversas entre los comerciantes. Si bien algunos expresan un optimismo cauto con la esperanza de mejorar las ventas para cerrar el año de manera favorable, otros mantienen un punto de vista más pesimista.

Otro aspecto que incide en las ventas y suscita opiniones encontradas es la remodelación de las instalaciones del mercado. Existe cierta discrepancia entre quienes sienten que las obras están avanzando lentamente sin un impacto inmediato en las ventas, y aquellos que perciben un aumento en la afluencia de público y una mejora en la percepción general del lugar desde el inicio de las remodelaciones.

A pesar de estas visiones encontradas, todos los comerciantes coinciden en la falta de información sobre el progreso de las obras y la ausencia de una fecha estimada para su finalización, lo que contribuye a la incertidumbre sobre el futuro cercano del mercado.

 

"Mercado Central: Frutas por piezas y pescados “de lujo” marcan la pauta navideña