sábado. 20.04.2024

Cuando a finales de 2019 empezábamos a tener noticias de una extraña mutación de un virus poco conocido que estaba teniendo lugar en un confín remoto de un lejano país, literalmente no teníamos ni idea de la que se nos venía encima. Los años de la pandemia, el año del confinamiento. Meses de cautiverio en nuestras casas, de miedo, de dolor, de pérdidas e incertidumbre. Probablemente, nadie que viviera aquellos meses y tuviera uso de razón pueda olvidarlo.

Lo ocurrido en aquellos meses paralizó, reinició  el país y la vida durante varios meses. Y eso se notó, por ejemplo, en cuestiones tan del día a día, tan implícitas a la propia vida, como el nacimiento. 2019 acabó, según el Instituto Nacional de Estadística, con 841 nacimientos. Los datos del pasado año, dados a conocer esta misma semana, apuntan a un descenso del 23'66% con respecto a aquella cifra.

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2023, nacieron en Ceuta 642 personas. Confirma una línea descendiente iniiciada en 2015, y solo interrumpida por dos nacimentos más en 2020 que en 2019. Durante el pasado año, en nuestra ciudad, murieron 548 personas, lo que nos deja un saldo vegetativo (nacimientos menos fallecimientos) de 94. ¿Mucho, poco?. Veamos.

A finales de 2013, se compatibilizaron 1.086 nacimientos. Una cifra que aumentaría al año siguiente, alcanzándose los 1.202 natalicios. De ahí en adelante, y salvo la excepción reseñada, el numero de nacimientos ha ido bajando. De hecho, 2018 fue el primer año de la última década en el que se bajó del millar de nacimientos al año. A partir de ahí, ya saben el resto

Gráfico con los nacimientos en Ceuta entre 2013 y 2023
Gráfico con los nacimientos en Ceuta entre 2013 y 2023

No es casual: la historia confirma con ejemplos prácticos que los nacimientos suelen bajar o aumentar en función de factores políticos, económicos o sanitarios. El 'baby boom' vivido en New York a mediados de los 60 con un gran número de nacimientos 9 meses después del gran apagón o en Cataluña tres trimestres después del triunfo por 2-6 del F.C. Barcelona en el Santiago Bernabéu así lo demuestran. Por contra, en periodos de mayor inestabilidad, como estos años, parece claro que la natalidad se contrae. En el caso de Ceuta, esto no puede disociarse de un fenómeno no exclusivamente local, pero si de estas latitudes: el cierre de la frontera, primero, y las restricciones al acceso fronterizo, posteriormente, se han tenido que dejar notar en este descenso de la natalidad.

Los nacimientos caen en más de un 20% desde el inicio de la pandemia