lunes. 26.02.2024

Cruzar a Europa. Ese es el objetivo de los migrantes que llegan a Ceuta que se ha convertido, como relataba un guardia civil, en una especie de «ciudad patera» y, como cada de seis de agosto, esos migrantes intentan colarse en los vehículos que transportan las atracciones de vuelta a la península. Para evitar los pases, se pone en marcha la denominada «Operación Feriante».

WhatsApp Image 2023-08-06 at 14.14.41
WhatsApp Image 2023-08-06 at 14.14.41

Del interior de uno de los remolques, con el propietario del vehículo de testigo, los efectivos policiales descubren a cuatro jóvenes, escondidos entre las atracciones. Sale el primero, descalzo, acalorado, con una gorra cubriéndole para del rostro. Los han pillado. Un agente de la Policía Nacional se lo lleva a uno de los «zetas». Prosigue el registro. Uno de los efectivos de la Benemérita les insta a que el resto salga de su escondite. Finalmente, los migrantes ceden a la demanda de la Guardia Civil y salen del camión. Acaba su aventura pero a buen seguro lo volverán a intentar.

WhatsApp Image 2023-08-06 at 14.14.42
WhatsApp Image 2023-08-06 at 14.14.42

Hasta las 13 horas del domingo 6 de agosto, los efectivos policiales en el control de embarque del Puerto de Ceuta han interceptado a 10 personas que pretendían cruzar a la península en los camiones de las atracciones que dejan la ciudad una vez concluidas las fiestas patronales en honor a la virgen de África.

El operativo, que este domingo ha estado compuesto por 50 efectivos entre Guardia Civil y Policía Nacional, se ponía en marcha a las seis de la mañana y, hasta pasado el mediodía, se han efectuado registros en 82 vehículos. «Este dispositivo va a durar varios días» señalaba el delegado del Gobierno en Ceuta, Rafael García, en su comparecencia ante los medios de comunicación en la explana del Muelle de Poniente donde se está efectuando un minucioso registro a cada uno de los camiones que van accediendo a la zona. Un dispositivo que cuenta con la colaboración de la Policía Portuaria supervisada desde primera hora de la mañana por los responsables del Puerto de Ceuta y de la Autoridad Portuaria, con su presidente, Juan Manuel Doncel, a la cabeza.

Operación Feriante / Alejandro Castillo
Operación Feriante / Alejandro Castillo

Los sensores del conocido como «detector de latidos» se colocan en cada remolque que con el viento creando vibraciones en el interior de los camiones puede generar falsos positivos así el «visto bueno» lo dan los equipos cinológicos y el ojo experto de policías nacionales y guardia civiles que no dejan un sólo hueco por revisar.

Operación Feriante / Alejandro Castillo
Operación Feriante / Alejandro Castillo

Pero este domingo no ha sido día de «pesca». La presión migratoria a los feriantes ha ido descendiendo año tras año y en este 2023, la exigencia de visado en la frontera hace que el número de migrantes que deambulan por Ceuta sea mucho menor. 

Operación Feriante / Alejandro Castillo
Operación Feriante / Alejandro Castillo

Pero nunca llueve a gusto de todos. La exigencia de visado y el férreo control en el Tarajal, con una «frontera eficiente y ordenada» como apunta Rafael García, reduce la presión migratoria pero impide que los marroquíes visiten Ceuta durante la Feria y los feriantes notan ese descenso que se quejan de lo «flojita» que ha sido la Feria de 2023.

 

«Operación Feriante»: los controles funcionan