domingo. 25.02.2024

El Renegado y el Infierno no alcanzan el 50% de su capacidad total, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. En concreto, entre ambos pantanos suman el 49'62% del total de capacidad. Un porcentaje que, en teoría y ante la previsión de lluvias para los próximos días, podría incrementarse a lo largo de la semana que acaba de comenzar.

Empezando por el Renegado, en estos momentos acumula el 49'09% del total de su capacidad. Hablamos en términos absolutos, de 808.000 hm2. Recordemos que este embalse, el más grande de los que dispone la Ciudad Autónoma, tiene una capacidad máxima de 1.645.000 hm2.

En cuanto al Infierno, si supera con creces el 50% de su capacidad, aunque esta es menor que el Renegado. En concreto, hablamos de una ocupación que alcanza los 348.000 hm2 sobre un total de 599.000, lo que nos deja una ocupación del 58'06%.

No son malos datos, teniendo en cuenta además dos factores. Uno, la temporada de lluvias aún está en plena vigencia y, de hecho, para esta semana se esperan más precipitaciones. Dos: el suministro y consumo humano está garantizado con independencia de la capacidad de los pantanos a través de la Planta Desaladora de Benítez.

Los pantanos 'entran' en funcionamiento con carácter rutinario durante las paradas técnicas necesarias para el mantenimiento de la citada instalación, además de otros motivos como puedan ser averías en la misma o algunas circunstancias económicas. Por ejemplo, en épocas de especial carestía de la electricidad, se apagan los motores de la Desaladora durante el día y el suministro viene del Infierno y el Renegado para, así, ahorrar costes.

Los pantanos arrancan el año por debajo del 50% de ocupación