lunes. 03.10.2022
MEDIO AMBIENTE

El granelero hundido en Gibraltar permanece "estable" tras seguir el bombeo nocturno de combustible

El Gobierno de Gibraltar ha informado en un comunicado de este domingo de que la situación del buque granelero OS35, semihundido frente a las costas gibraltareñas tras haber colisionado con otro barco, "se ha mantenido estable" durante la noche de este sábado, en la que se ha realizado un "bombeo continuo" de combustible

Granelero hundido
Granelero hundido

Las evaluaciones iniciales sugieren que del tanque 1 centro estribor de proa del buque sufre una "pequeña rotura" que está dejando entrar agua en él, por lo que la extracción de este tanque tiene que hacerse "contando con la presión del agua que entra en él y que empuja el petróleo hacia arriba y a través del respiradero", según precisó este sábado por la noche el Gobierno del Peñón.

Tras la fuga, la prioridad ha sido atrapar el fuel que se escapa de las barreras de contención y flota a través del mar. Esa maniobra es muy compleja por la gran solidez y capacidad de contaminación que tiene ese combustible, que es menos refinado. Su extracción se hace a través de unas bombas que derivan el gasóleo a una barcaza skimmer situada cerca del buque hundido. Por ahora, la retirada se ha centrado en el gasóleo, que ya está fuera en un 80%.

Las consecuencias de la fuga son una posible llegada a la costa, aunque las autoridades gibraltareñas aseguran que la situación está controlada. Pese a ello, ha quedado un "reguero de hidrocarburo" que llega hasta Punta Europa, según Ecologistas en Acción en el Campo de Gibraltar. Explican que se ha convertido en una urgencia vaciar toda la carga del buque, ya que se encuentra justo en una zona incluida en la Red Natura 2000 y es paso migratorio para ballenas, delfines y tortugas.

Tal y como han comentado las fuerzas de seguridad, el capitán del granelero desatendió las instrucciones de la autoridad portuaria y colisionó con otro buque. El barco siguió navegando hasta que se advirtió un riesgo para la tripulación. Tras la evacuación, empezó el verdadero problema: se produjeron varias fugas de fueloil en dos respiraderos de los tanques del buque. Pese a que se desplegaron tres barreras flotantes, el fueloil bajo en azufre originó una mancha que rodeó el Peñón.

El granelero hundido en Gibraltar permanece "estable" tras seguir el bombeo nocturno de...
Comentarios