lunes. 20.05.2024
INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

Perros en la prisión para evitar la entrada de drogas

El Centro Penitenciario de Fuerte Mendizábal contará con una unidad canina dedicada, específicamente, a evitar la entrada de drogas en el penal ceutí. Para ello, profesionales de varios centros penitenciarios trabajarán en los próximos días en un curso a celebrar en Burgos.

Momento de la presentación / Delegación del Gobierno
Momento de la presentación / Delegación del Gobierno

Un grupo de funcionarios de Fuerte Mendizábal se encuentra en Burgos para participar de un curso de formación que tiene como objetivo implantar una unidad canina en el penal ceutí. Esta unidad tendría como principal finalidad detectar el posible tráfico de estupefacientes en la cárcel de nuestra ciudad.

Junto a la cárcel ceutí, se encuentran profesionales de otros once recintos penitenciarios del país, con lo que sumándose a las doce ya existentes, serán veintitrés las cárceles españolas que cuenten con este mecanismo.

En concreto, el curso "que ha comenzado este lunes y concluirá en junio, tiene como objetivo la cualificación de 25 profesionales penitenciarios y el adiestramiento de 25 perros asignados a las unidades caninas para la detección de drogas mediante el sistema de marcaje lapa". Un sistema "poco invasivo, puesto que el perro se limita a tocar o marcar la zona en la que detecta las sutancias estupefacientes. Algunos de ellos han comenzado a ser entrenados para el señalamiento, además, de teléfonos móviles".

El curso ha sido inaugurado por el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, que señalaba que "durante 2022, las unidades caninas llegaron a detectar casi el 60% de la suma de cannabis, cocaína y heroína intervenidos en los diez establecimientos en los que estuvieron operativos".

Perros en la prisión para evitar la entrada de drogas