jueves. 30.05.2024

A los 157 encausados como miembros de la organización dedicada al narcotráfico denominada Clan de Los Castaña por el apodo de su presunto líder, Antonio Tejón "El Castaña" la fiscalía Antidroga les pide un total de unos 2.000 años de prisión y multas por valor de 16.000 millones de euros. Un reparto en el que la mayoría se llevará "la pedrea" y unos pocos el "Gordo" de la Justicia.

Este grupo estaba considerado hasta hace dos años, momento de su desarticulación como el principal grupo de narcotraficantes del Estrecho.

Hoy ha comenzado en la Sección VII Audiencia de Cádiz en Algeciras, el mayor juicio por narcotráfico de la historia de España, con 157 acusados dentro del caso encuadrado en la llamada operación Dismantle. Sin embargo, once de ellos permanecen en paradero desconocido con órdenes de detención.

El juicio se está celebrando, finalmente, en dos salas de la sede algecireña de la Audiencia, situadas cada una de ellas en una planta distinta y conectadas por un circuito cerrado de televisión. El tribunal, la Fiscalía, los abogados y los comparecientes durante la vista se situarán en una de las salas, mientras que los acusados lo harán en otra.

El proceso para habilitar un espacio lo suficientemente amplio como para acoger el juicio ha retrasado durante meses la celebración de la vista, por lo que ahora los jueces deberán valorar una posible reducción de condena debido a esta dilación.

El escrito de acusación establece, por el delito contra la salud pública dos grupos de acusados: 49 de ellos afrontan una petición de 6 años y 9 meses de cárcel; otros 108, de 5 años y seis meses. Cada uno de los 157 se enfrenta al pago de dos multas, a razón de 50 millones, 15.700 millones de euros, en total.

Antidrogas solicita para 144 acusados la pena de 5 años de prisión y el pago de forma individual de 4 millones de euros, lo que da una cifra total de 584 millones de euros, por el delito de contrabando. Por el de receptación, la petición para 144 acusados es de dos años. Por el de pertenencia a organización criminal aparecen 45 acusados, a razón de 2 años de cárcel por cabeza. Y, además, hay dos acusados por el delito de posesión de armas, con una petición de condena de 3 años de cárcel para cada uno.

Operación Dimantle de la Guardia Civil / Archivo
Operación Dimantle de la Guardia Civil / Archivo

El ámbito de actuación de esta organización era de cuatro provincias (Cádiz, Sevilla, Huelva y Málaga) y Portugal, lo que explica en buena medida el elevado número de acusados. Se les acusa de mantener una red de narcolanchas “a la espera de poder alijar” en alta mar, para lo que contaba con embarcaciones más pequeñas que proveían a las tripulaciones de aquellas de víveres y gasolina.

A la cabeza de esta organización, la fiscalía antidrogas sitúa a Antonio Tejón Carrasco, para el que se pide una pena conjunta de 12 años de privación de libertad. A Tejón le constan numerosos antecedentes y condenas, entre ellas, una pena de 2 años de prisión a la que fue condenado por la Audiencia Provincial de Cádiz, Sección VI de Ceuta en sentencia firme de 2 de octubre de 2014 por un delito contra la salud pública por su colaboración en un pase de un alijo de hachís de casi una tonelada, valorado en 1,6 millones de euros.

 

Piden 2.000 años de cárcel para el Clan de Los Castaña, con condenas previas en Ceuta