domingo. 21.04.2024
CIBERSEGURIDAD

La Policía Nacional desmantela una red de sitios web fraudulentos de moda en Navidad

Agentes de la Policía Nacional han logrado desarticular una red de páginas web que copiaban identidades de marcas de moda reconocidas para defraudar a usuarios durante la época navideña. Esta operación surgió tras recibir denuncias por fraude en compras online y ofrece recomendaciones para una compra segura

Policía Nacional / Archivo
Policía Nacional / Archivo

En una ofensiva contra la estafa digital, la Policía Nacional ha cerrado páginas web que imitaban a marcas de ropa conocidas con el objetivo de estafar a compradores durante la temporada navideña. Los ciberdelincuentes diseñaban sitios que replicaban la estética, logotipos y promociones de marcas auténticas y, mediante anuncios en redes sociales, redirigían a los usuarios a sus webs fraudulentas en un solo clic.

La complejidad de este esquema delictivo se basaba en el registro de dominios en empresas extranjeras, alojamiento de las páginas en servidores estadounidenses y la gestión de los pagos a través de un comercio brasileño, dificultando su detección. La Unidad de Ciberdelincuencia advierte sobre la precaución necesaria al encontrar ofertas tentadoras en artículos populares, con el riesgo de falsificaciones y estafas en comercio electrónico.

La investigación arrancó a raíz de denuncias ciudadanas recibidas en [email protected], donde se reportaban estafas y fraudes en transacciones online. Los delincuentes, utilizando tácticas de phishing y suplantación de identidad, copiaban páginas web de marcas de renombre, ofreciendo productos a precios muy por debajo de su valor real. Sin embargo, tras el pago, los productos nunca eran entregados.

Estas páginas web eran difundidas en plataformas como Facebook e Instagram, creando confusión con nombres similares a las marcas originales y utilizando terminaciones de dominio .shop para simular sitios de venta legítimos. Los estafadores empleaban certificados de seguridad que solían indicar un entorno de confianza para el usuario, dificultando la detección del fraude.

La ola de denuncias en semanas previas al Black Friday fue clave para desencadenar la investigación. A pesar de más de doscientas denuncias, muchos afectados no reportaron el fraude, dificultando la estimación del número real de víctimas. La Policía, en colaboración con empresas registradoras de dominios, bloqueó las páginas fraudulentas, disminuyendo así las denuncias y previniendo futuros fraudes.

La Policía Nacional ofrece recomendaciones para compras seguras en línea durante estas festividades, incluyendo precaución con promociones vía email o redes sociales, revisión exhaustiva de URL y desconfianza ante páginas con detalles sospechosos. En caso de ser víctima de fraude, se recomienda cambiar contraseñas, cancelar tarjetas y denunciar ante las autoridades pertinentes.

La Policía Nacional desmantela una red de sitios web fraudulentos de moda en Navidad