sábado. 02.03.2024
SAN JUAN

San Juan en Ceuta: tradiciones ancestrales que unen mar, fuego y renovación

La festividad de San Juan es una ocasión mágica que combina antiguas tradiciones con un entorno privilegiado. Desde llevar el panecillo de San Antonio al mar hasta llevarse una botella de agua de la playa a casa, los ceutíes celebran esta festividad con rituales que simbolizan la purificación y la renovación. Además, la quema del "juanillo" en la Playa del Chorrillo y otras zonas de la ciudad marca el punto culminante de una noche llena de magia y alegría.

Hoguera de San Juan / Rafa Báez
Hoguera de San Juan / Rafa Báez

La festividad de San Juan es un momento especial en el que las tradiciones se entrelazan con la belleza natural de la ciudad. Una de las costumbres más arraigadas es llevar el panecillo de San Antonio del año anterior al mar. Se cree que este gesto trae buena suerte y protección para el próximo año. Los ceutíes se dirigen a las playas y, en un acto simbólico, arrojan el panecillo al agua, dejando atrás lo viejo y abriendo paso a nuevas oportunidades.

Otra tradición peculiar de la festividad de San Juan es llevarse una botella de agua de la playa a casa. Al atardecer, antes de la medianoche, los ceutíes acuden a las playas y llenan una botella con agua del mar. Se dice que esta agua tiene propiedades especiales y se utiliza para diversos fines, desde rituales de limpieza hasta para bendecir el hogar. Es un gesto que representa la conexión con el mar y la naturaleza, llevando consigo un pedacito de la energía de San Juan.

La quema del "juanillo" es el evento central de la noche de San Juan. En la Playa del Chorrillo y en otras zonas de la ciudad, se construye un muñeco de trapo y papel llamado "juanillo", que representa todo lo negativo y lo viejo. Al llegar la medianoche, los ceutíes se reúnen alrededor de las hogueras encendidas y queman el "juanillo" entre cánticos y alegría. Esta quema simboliza el fin de lo negativo y el renacimiento, marcando un nuevo comienzo lleno de esperanza y buena fortuna.

La festividad de San Juan es una experiencia única que combina elementos sagrados y festivos. Los rituales de llevar el panecillo de San Antonio al mar y llevarse una botella de agua de la playa a casa son actos simbólicos que unen a la comunidad en la búsqueda de protección y purificación. La quema del "juanillo" es el clímax de la celebración, donde la alegría y la energía positiva se desbordan en la noche mágica de San Juan.

Estas tradiciones ancestrales de Ceuta nos recuerdan la importancia de conectarnos con la naturaleza y con nuestras raíces. La festividad de San Juan es mucho más que una noche de fiesta: es un momento de reflexión, renovación y esperanza para el futuro. En Ceuta, el mar, el fuego y la comunidad se unen para celebrar una festividad llena de magia y tradición que perdura a lo largo de los años.

Y recuerden, este San Juan fue de Levante, y la tradición dice que... Verano de Levante

San Juan en Ceuta: tradiciones ancestrales que unen mar, fuego y renovación