lunes. 26.02.2024

Sin luces, sin sirenas, discretos pero 'dando el callo'. Así ha sido la labor de TRACE colaborando en la lucha contra el mayor desastre ecológico que ha sufrido Ceuta.

Ya a primera hora, tras declararse el fuego, desde Benzú era un constante ir y venir de camiones cisterna de TRACE. Su objetivo: suministrar agua al Servicio de Extinción de Incendios para que no perdieran el tiempo en llegar a los hidrantes con presión para recargar los depósitos de agua de los camiones.

Su labor, silenciosa pero efectiva, no recibirá grandes reconocimientos, ni su llegada ha sido aclamada como las de la UME o los medios aéreos, pero sin su participación, los equipos del SEIS desplegados en García Aldave hubieran 'perdido' mucho tiempo en bajar y subir la carretera del monte para abastecerse de agua.

A primera hora de la mañana seguían em García Aldave, en el puesto de mando, situado en las instalaciones del acuartelamiento de la Legión y en el Mirador de Isabel ll, donde los bomberos refrescaban la zona antes de que los medios aéreos comenzaran a regar el monte.

TRACE, siempre colaborando