martes. 18.06.2024

De Japón, es obvio, han llegado a occidente infinidad de cosas en las últimas décadas: artes marciales y de meditación, sushi, tecnología puntera o videojuegos, podríamos pensar a primera vuelta sin olvidar el manga o los pictogramas. Pero también algún estudio científico refutado en las últimas semanas por un equipo internacional liderado por la Universidad de Granada.

Se trata de aquella teoría "sin base científica" que señalaba en 10.000 los pasos que hay que caminar al día para evitar o prevenir una muerte súbita. No es que sea malo, antes al contrario, alcanzar esa cifra a diario, pero las evidencias encontradas por los investigadores de la Universidad nazarí 'rebajan' ese mínimo a 8.000 pasos. El estudio es interesante porque aporta una serie de datos que rara vez conocemos sobre algo tan sencillo como andar: el paso medio de los hombres es de 76 centímetros y en mujeres 67. Tomando estas medidas como base, 8.000 pasos equivalen a 6'4 kilómetros diarios.

Además, "los investigadores han demostrado que el ritmo al que se dan los pasos tiene también beneficios adicionales, y es mejor andar rápido que lento. Si nos centramos en el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, la mayor parte de los beneficios se observan alcanzando aproximadamente 7.000 pasos".

El trabajo, publicado "en una de las mejores revistas de Cardiología del mundo, la Journal of the American College of Cardiology, propone por primera vez el número óptimo de pasos con el cual se alcanza la mayor parte de los beneficios en la mayor parte de las personas, y demuestra, además, que el ritmo al que se dan los pasos tiene también beneficios adicionales".

Tradicionalmente, "mucha gente pensaba que hay que dar unos 10.000 pasos al día para obtener beneficios para la salud, una idea que se originó en Japón en la década de 1960 pero que no tenía ninguna base científica”, explica el autor principal de este trabajo, Francisco B. Ortega, catedrático del departamento de Educación Física y Deportiva de la UGR. De este modo, " el primer podómetro que se comercializó para el gran público llevaba el nombre de 'Contador de diez mil pasos', una traducción literal, pero esta cifra no tenía base científica. “Nosotros hemos demostrado por primera vez que cuantos más pasos, mejor, y que no existe un número de pasos excesivo que haya demostrado ser dañino para la salud”, señala Ortega, quien destaca que alcanzar 7.000-9.000 pasos al día es un buen objetivo de salud para la mayoría de las personas".

Insistimos, y lo hace Ortega: no es negativo dar más de 8.000 pasos en un día. "Más pasos no son peores en ningún caso. Nuestro estudio mostró que incluso si se alcanzan 16.000 pasos al día, no existe riesgo alguno; al contrario: hay beneficios adicionales respecto a andar 7.000-9.000 pasos al día, pero ya las diferencias en reducción del riesgo son pequeñas. Además, el objetivo de pasos debe ser dependiente de la edad, personas más jóvenes pueden aspirar a un objetivo más alto que personas de edad más avanzada. Es importante destacar también que nuestro estudio solo investigó la influencia en el riesgo de mortalidad por todas las causas y enfermedades cardiovasculares. Hay otros estudios y mucha evidencia científica disponible que demuestra que hacer actividad física de intensidad moderada e incluso vigorosa se asocia con múltiples beneficios para la salud, como mejoras en calidad del sueño y la salud mental, entre otros muchos”.

La investigación ha sido realizada en colaboración entre investigadores/as de Holanda (Radboud University Medical Center), España (Universidades de Granada y de Castilla la Mancha) y Estados Unidos (Iowa State University).

"

La nueva medida para luchar contra la muerte súbita: 8.000 pasos diarios