viernes. 24.05.2024
EJÉRCITO

El último contingente español para la nueva misión de la OTAN en Irak parte desde Málaga

El segundo y último contingente de soldados españoles que liderarán la Misión de la OTAN en Irak ha partido desde el aeropuerto de Málaga. Con un total de 150 militares en las dos rotaciones, pertenecientes al Tercio Duque de Alba 2º de La Legión, al Grupo de Regulares de Ceuta 54 y otros cuerpos de la Comandancia General de Ceuta, su objetivo es contribuir a la estabilidad y entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes en su lucha contra el Daesh.

Viaje a Irak desde Málaga / COMGECEU
Viaje a Irak desde Málaga / COMGECEU

El aeropuerto de Málaga ha sido testigo de la despedida del segundo y último contingente de soldados españoles que liderarán la nueva Misión de la OTAN en Irak. Este despliegue tiene como principal objetivo contribuir a la estabilidad y entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes en su lucha contra el grupo terrorista Daesh.

Según ha informado la Comandancia General de Ceuta a través de sus redes sociales, el primer grupo de militares partió el 21 de mayo y ahora, este martes, ha partido el segundo contingente para completar el contingente español en Oriente Medio. En total, alrededor de 150 militares conforman estas dos rotaciones, pertenecientes al Tercio Duque de Alba 2º de La Legión, al Grupo de Regulares de Ceuta número 54 y a otros cuerpos de la Comandancia General de Ceuta.

"La segunda y última rotación del contingente de Ceuta parte hacia Irak completando así el despliegue para cumplir la Misión Iraq. Despedida en el puerto de Ceuta y en el aeropuerto de Málaga", detalló la Comandancia General de Ceuta en sus redes sociales.

La misión de España en Irak consiste en contribuir a la coalición internacional desplegada en el país, cuyo propósito es adiestrar y capacitar a las fuerzas de seguridad iraquíes en su lucha contra el Daesh. Esta coalición internacional, compuesta por 60 países y liderada por Estados Unidos bajo la Operación Inherent Resolve, tiene como objetivo frenar el avance del grupo yihadista tanto en Siria como en Irak.

El compromiso de España en esta misión de la OTAN demuestra su colaboración en la lucha contra el terrorismo y su compromiso con la estabilidad de la región. Los soldados españoles, provenientes de distintas unidades militares, desempeñarán un papel fundamental en el entrenamiento y apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes, fortaleciendo así la capacidad de respuesta frente a las amenazas terroristas y contribuyendo a la seguridad global.

El último contingente español para la nueva misión de la OTAN en Irak parte desde Málaga