sábado. 26.11.2022
TAUROMAQUIA

Un torero hebreo, una rejoneadora o el debut de un mito: historia de los toros en Ceuta

Por primera vez en casi treinta años, Ceuta puede ser sede de una corrida taurina. Pero a pesar de que en las últimas décadas no se ha producido festejo taurino alguno en nuestra ciudad, los caminos de la ciudad y la tauromaquia siempre han mantenido una estrecha relación que incluso tienen a Ceuta como sede en la que debutó un auténtico mito del toreo: Cayetano Ordóñez.

Las generaciones presentes podríamos tener la tentación de pensar que la tauromaquia en Ceuta solo tiene aquel célebre precedente de 1995 con El Litri, Cristo González y Jesulín de Ubrique convertido en un personaje más allá de los ruedos, en esa época en la que cosechaba más ropa interior femenina que orejas en las plazas. Pero, al contrario, Ceuta tiene una importante tradición taurina, hasta el punto de que es en nuestra ciudad donde debuta una auténtica figura del toreo.

 

Ni más ni menos que "El niño de la Palma". Sobrenombre por el que era conocido el hijo de los dueños de la zapatería La Palma en Ronda (Málaga), que se lanza como espontáneo hace justo un siglo en nuestra ciudad. Su nombre: Cayetano Ordóñez. Para más señas: padre de Antonio, abuelo de Carmina y bisabuelo, por tanto, de Fran y Cayetano Rivera Ordóñez.

Estos datos los aporta -con la colaboración del cronista oficial, José Luis Gómez Barceló- el abogado y crítico taurino José Luis Marín Weil. Jiennense de nacimiento y residencia, pero de ascendencia ceutí destaca en un artículo publicado hace siete años otros aspectos curiosos de la historia taurina de Ceuta.

 

Por ejemplo, Conchita Cintrón: una rejoneadora que llegó a torear a pie en Ceuta en la primera mitad del siglo XX. Un auténtico hito, siendo una mujer y en la época. Y luego la eclosión de 'figuras' locales. Antonio Albano -primer torero nacido en Ceuta que figura en el "Cossío", algo así como la Biblia de la Tauromaquia- o diestros como "Morenito de África" y Salomón Hachuel "El Momi". Este es el único diestro de religión hebrea: aún vive, lejos de Ceuta, y tuvo cierto éxito en plazas del antiguo Protectorado. El hecho religioso le convierte, también, en miembro del "Cossío", siendo el único judío que figura en el. Precedentes más cercanos son Joaquín Lara y su hijo, Joaquín Lara El Amarti. Ambos bajo el sobrenombre de Larita.

 

Pero ¿donde se celebraban las corridas de toros?. Inicialmente, y según el trabajo de Marín Weil -que anda cerrando el tema financiero para publicar un libro sobre la materia- donde se podía: en algún cuartel de artillería o en alguna plaza. A principios del siglo XX se construye la Plaza de Toros de Ceuta, sin práctica actividad desde la  mitad del pasado siglo. Se ubicaba en Bermudo Soriano, y que el centro comercial de la barriada se llame "El Coso" es el único guiño al pasado taurino de aquel lugar ubicado en el corazón de Hadú.

Un torero hebreo, una rejoneadora o el debut de un mito: historia de los toros en Ceuta
Comentarios