viernes. 19.04.2024
MEDIO AMBIENTE

Una veintena de ceutíes y el mejor lugar del mundo para observar la migración de la Pardela Cenicienta

Una veintena de ceutíes ha disfrutado a primera hora de la mañana de este domingo de la primera de las jornadas organizadas para observar la migración de la Pardela Cenicienta. Una primera jornada de observación que ha estado marcada por la bruma pero que ha permitido a quienes se han acercado disfrutar de un fenómeno de la naturaleza para el que Ceuta es un lugar privilegiado.

Momento de la observación este domingo de la migración de la Pardela Cenicienta
Momento de la observación este domingo de la migración de la Pardela Cenicienta

A primera hora de este domingo, de nueve a once de la mañana, la playa del Desnarigado ha acogido la primera de las dos jornadas organizadas por la Sociedad de Estudios Ornitológicos para la observación de la migración de la Pardela Cenicienta. Una primera jornada a la que han asistido una veintena de ceutíes, armados con sus prismáticos y que ha estado marcado por la bruma presente en la ciudad en las primeras horas del día. 

Pese a ello, quienes se han acercado hasta la zona han podido disfrutar de este fenómeno de la naturaleza para el que nuestra ciudad es un entorno privilegiado, ya que la práctica totalidad de la población de esta especie pasa por la Punta del Desnarigado durante su migración postnupcial.

Es por ello que la playa del Desnarigado, desde donde se ha  desarrollado esta jornada de observación, es, posiblemente, el mejor lugar del mundo para observar la migración de esta ave marina.

Quienes hayan perdido la oportunidad de participar hoy en esta cita, tendrán otra oportunidad, será el próximo 5 de noviembre, en el mismo lugar y con el mismo horario. Tal y como indicaba la SEO en su primera información sobre esta cita, se recomienda que las personas participantes acudan con sus propios prismáticos.

Desde esta entidad han querido, además, dar a conocer el principal problema con que se encuentra esta especie a su paso por Ceuta: la contaminación lumínica. “La desproporcionada iluminación de las playas de la Bahía Sur deslumbra a las pardelas y las desorienta chocando contra la muralla o perdiéndose en las calles de la ciudad” han explicado. 

Para evitar en la medida de lo posible la muerte de estos ejemplares, continuaban en su primer comunicado de prensa, voluntarios recorrerán las playas de la Bahía Sur al anochecer y a primeras horas de la mañana intentando localizar posibles pardelas accidentadas. Para favorecer esta labor se solicita la colaboración ciudadana, de tal modo que si alguna persona se encuentra con una de estas aves lo primero es intentar tranquilizarla, metiéndola en una caja a oscuras, para después llamar al 112.

Una veintena de ceutíes y el mejor lugar del mundo para observar la migración de la...