sábado. 24.02.2024

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, junto con los delegados del Comité de Empresa de EULEN SEGURIDAD, han manifestado su más firme repulsa ante el lamentable incidente ocurrido hoy en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta, donde un vigilante de seguridad fue agredido por un inmigrante alojado en dicho centro.

El incidente tuvo lugar alrededor de las 11:30, cuando el vigilante estaba desempeñando su labor de control y, en cumplimiento de sus funciones, intentaba evitar que un inmigrante sacara alimentos del centro. Sin mediar palabra, el vigilante fue agredido por el individuo en cuestión, siendo necesario la intervención de sus compañeros para evitar que la situación empeorara.

Ante esta situación, se procedió a alertar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional), quienes acudieron al lugar para calmar los ánimos y controlar la situación. El vigilante agredido fue trasladado al servicio de urgencias, donde se encuentra en estado leve en la actualidad.

Desde FeSMC UGT se hace un llamamiento a la Delegación del Gobierno para que tome las medidas necesarias con el fin de evitar este tipo de incidentes, que, si bien son aislados, están ocurriendo con mayor frecuencia en la actualidad. Se reconoce la valiosa labor de todos los trabajadores del sector de la vigilancia, en especial a los compañeros que intervinieron en este lamentable incidente en el CETI. Se anima a seguir desempeñando su labor profesional con dedicación, a pesar de la falta de reconocimiento por parte de algunas instituciones y la presencia de intrusismo en el sector.

Un vigilante de seguridad, agredido por un inmigrante en el CETI