miércoles. 19.06.2024

Jornada larguísima la que se ha vivido este miércoles en los juzgados de Ceuta en el jucio contra los dos menores acusados del secuestro y asesinato del joven Mohamed Alí en el mes de febrero de 2022. Un crimen que conmocionaba a Ceuta, especialmente cuando un año después, se conocía el triste desenlace, que el joven no había sobrevivido al día de su desaparición.

Tres personas eran detenidas entonces, dos menores de edad en el momento de los hechos y una tercera personas mayor de edad, celebrándose este miércoles el juicio contra los dos primeros que ha quedado visto para sentencia.

Minutos antes de las nueve de la noche los abogados del caso abandonaban los juzgados de la ciudad con el juicio visto para sentencia. Así, el abogado del principal acusado, Néstor García, a quien se atribuye ser el autor material de los hechos, ha manifestado que ahora “solo queda esperar al dictamen de su señoría”, no queriendo entrar en el desarrollo de un jucio que, como les decimos, se ha extendido durante gran parte de la jornada.

El abogado de la acusación particular, de la madre de Mohamed, Marcos García Montes, sí que se ha explayado en su comparecencia ante los medios, agradeciendo en primer lugar el trabajo de la Policia Nacional y los forenses así como de los testigos que acudieron a la Policía tras conocer la confesión de la acusada. Un agradecimiento que, sin embargo, sería aún mayor si lo hubieran contado en el momento en que tuvieron conocimiento, en julio de 2022, y no en febrero de este año.

Respecto a la declaración del principal acusado, García Montes ha lamentado que se haya tratado de ensuciar el trabajo de la Policía Nacional y ha recordado que él mismo le contó a los forenses que fueron a verle al centro de menores todo lo ocurrido el día del crimen. Para él, pide la acusación particular 8 años de internamiento y 5 de libertad vigilada, mientras que para su cómplice, la joven menor en el momento de los hechos, se reclaman 7 años y 8 meses. Respecto a la indemnización, un proceso que llegará después, el abogado reclamará 300.000 euros para Asma, la madre de Mohamed Alí, quien ha quedado, ha explicado, psicológicamente destrozada.

El mediático abogado ha hecho una reflexión, además, respecto a la necesidad de modificar la ley penal juvenil “porque están sucediendo cosas muy graves”. García Montes señala que “hay que ver si hay que bajar de los 14 a los 12 años” para evitar algunos de los sucesos a los que se ha enfrentado y ha citado, literalmente, a las bandas juveniles.

Visto para sentencia el juicio contra los dos menores acusados del crimen de Mohamed Alí