miércoles. 29.05.2024

Tras el episodio de contaminación producido en el Puerto de Ceuta el día 30 de abril de 2024, "presuntamente procedente del buque", 'K ONSET', las labores de limpieza y contención por el vertido del buque liberiano. Las empresas que están realizando este servicio,  Amarres Ceuta y Urbaser (Eco Ceuta), continúan con las labores, en conjunto, para contener y limpiar el fueloil 180 derramado por el barco, a consecuencia de una grieta en el caso, de 32 por un centímetro.

Hasta el momento, se ha logrado recoger entorno al 90% del producto derramado sobre la lámina de agua del muelle Alfau. Se están realizando trabajos de sustitución de material absorbente por otro nuevo para continuar con la contención del vertido y minimizar su impacto en el medio ambiente.

Ambas empresas siguen trabajando arduamente para controlar la situación y evitar que el vertido afecte a la fauna y flora marina de la zona, tanto en el muelle Alfau, además de prevenir que se extienda a la zona de Levante. Se espera que las labores de limpieza y contención finalicen en los próximos días, aunque se mantendrá un retén de vigilancia dado que las bóvedas del muelle siguen expulsando el fueloil que hay en su interior.

Unas labores de limpieza que tendrá que abonar el armador turco del 'K Onset', además de la sanción pertinente. Tras la inspección realizada a bordo del barca, Capitanía Marítima de Ceuta solicita 250.000 euros como garantía de pago de futuras sanciones de cara a liberar el navío y otros 350.000 para sufragar los gastos en los que pudiera haber incurrido la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) durante su intervención, en el cumplimiento de las instrucciones impartidas por esta Administración Marítima, en relación con el buque". Esta garantía se entiende asimismo sustitutoria de la retención del buque.

El barco, que perdió unos 27.000 litros de combustible por la grieta en el casco que afectó al tanque de almacenamiento de fueloil, lleva retenido en el Muelle Alfau desde que se produjeran los hechos.  La rápida puesta en marcha del protocolo de actuación ante un vertido, las condiciones favorables del viento, así como la localización del buque durante la operación de bunkering, evitaron daños  en el ecosistema marino, a la par que se ha podido mantener la actividad portuaria.

Las vitales labores de limpieza del vertido de fueloil en el puerto de Ceuta