lunes. 27.05.2024

La VII Feria de FP Dual, organizada por la Cámara de Comercio, ha culminado con el desarrollo de cuatro talleres destinados a desgranar y resolver las dudas y retos a los que se enfrentan tanto las empresas como los centros educativos a la hora de implantar la FP Dual en todos los estudios de Formación Profesional.

Los encargados de impartir estos talleres han sido el profesor Fernando Soler y el responsable de la Empresa Hispatec Seguridad, Luciano Tobaria. Ellos han sido los encargados de resolver las muchas preguntas que esta implantación total genera tanto en los empresarios como en el profesorado que se va a enfrentar, tal y como ha explicado Soler, a dos años muy complicados con la implantación de estos estudios combinados.

Uno de los principales retos, han expresado desde el ámbito empresarial, es el que tiene que ver con lograr dar encaje a los entre 800 y 1.000 alumnos que cada año cursan Formación Profesional en la ciudad, entre otras cuestiones por el componente específico del tejido productivo en Ceuta, que cuenta con un porcentaje muy elevado de pymes y micropymes para las que supondría un auténtico esfuerzo acoger a estos alumnos que requieren una atención específica, especialmente en los primeros meses, para su formación práctica. Y es en este punto donde surge otra de las grandes dudas, la que tiene que ver con el tiempo de la empresa y el miedo a sacrificarlo por quien no tenga un verdadero interés y es que, han insistido, “se puede enseñar a alguien que quiere aprender pero no a quien solo viene a cubrir el expediente”. Así, Soler ha dado con una de las claves de la FP Dual que no es otra que “para que el éxito sea el máximo posible se requiere un trabajo combinado”, algo que ha dejado claro tanto en el taller que ha impartido a las empresas como en el que ha impartido a los docentes.

Las cuestiones burocráticas son otro de los grandes handicaps que se han puesto sobre la mesa tanto por parte del empresariado como de los docentes, y es que tal y como ha reconocido el propio Soler, en este momento, especialmente en lo que se refiere al alta de los alumnos en la Seguridad Social “lo que hay es un follón terrible y no tienen nada claro como hacerlo funcionar”. En cualquier caso, ha explicado, es una cuestión que se acabará regulando, a pesar de unos primeros pasos plagados de dudas. 

Entre los docentes, algunas de las grandes dudas pasan por cómo podrá absorber el mercado a todos los estudiantes. Así, los ponentes han recordado que no solo se pueden hacer prácticas en empresas, sino que están a disposición también instituciones públicas como ayuntamientos, entidades del sector social o ONGs. En este caso, Soler ha recomendado a los centros educativos que inicien los contactos tanto con las empresas del sector como con este tipo de entidades y administraciones para garantizar que sus alumnos puedan realizar las prácticas en las mismas. En cualquier caso, ha recordado el profesor Fernando Soler, también existe la posibilidad de que los alumnos realicen su formación práctica en la empresa.

También preocupa, y mucho, a los docentes la pérdida de horas teóricas de los alumnos que puedan redundar en una pérdida de contenidos vital para cada ciclo. En este sentido, ha señalado Fernando Soler, el País Vasco ya ha dado un paso adelante “hackeando el sistema” aumentando en 200 horas cada ciclo formativo y recuperando esas horas de clase impartida en el centro escolar.

Los ponentes, en cualquier caso, han señalado que habrá que ver la aplicación práctica de la nueva Ley y cómo va evolucionando a lo largo de los próximos años porque, ha insistido el profesor Soler “el sistema funciona si el alumnado funciona” y ahí estará la clave.

Dudas y retos de la FP Dual: los talleres de la VII Feria arrojan luz sobre lo que viene