viernes. 12.04.2024
EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

Festival de colores, homenaje a las texturas y nostalgia, éxito de 'Ex Marginem', la exposición de Javier Sakona

Éxito absoluto, no hay otras palabras para definir la inauguración de 'Ex Marginem', la exposición fotográfica de Javier Sakona, fotoperiodista y compañero que este jueves ha conseguido congregar en el Museo del Revellín a un nutrido grupo de representantes de la sociedad caballa, desde el presidente de la Ciudad y sus consejeros, a miembros de la oposición, como los representantes de MDYC, y relevantes personajes del mundo de la cultura, como Antonio San Martín, y la empresa, como el presidente de la Cámara de Comercio. Una exposición que juega al equívoco entre la pintura y la fotografía y que llama, también, a la nostalgia. Una exposición que no se pueden perder y que se encuentra disponible en el Museo del Revellín hasta el próximo 26 de marzo.

Javier Sakona, autor de 'Ex Marginem' / Laura Ortiz
Javier Sakona, autor de 'Ex Marginem' / Laura Ortiz

El Museo del Revellín presentaba un lleno completo en la tarde de este jueves. No había mejor ocasión. El periodista Javier Sakona, compañero de esta casa, presentaba 'Ex Marginem', una serie de fotografías que han conseguido cautivar a quienes se han acercado esta tarde hasta el céntrico museo. Representantes del mundo de la política, desde el presidente de la Ciudad y varios de sus consejeros, a los diputados de MDYC, del mundo de la cultura, como Antonio San Martín o Hamadi Ananou, del de la empresa, como el presidente de la cámara de comercio y, lo que es más importante para el autor, familiares y amigos que no han querido perderse la oportunidad de disfrutar de un arte que conocen bien pero gana enteros expuesto sobre las paredes del Museo.

Javier Sakona acompañado de los representantes políticos que han acudido a la inauguración de la exposición / Laura Ortiz
Javier Sakona acompañado de los representantes políticos que han acudido a la inauguración de la exposición / Laura Ortiz

Javier Sakona nos atendía, algo poco habitual porque suele estar al otro lado de la cámara, visiblemente emocionado. Emocionado por los comentarios recibidos durante la inauguración, muy positivos todos ellos. Confesaba tener "la boca seca de tanto hablar" pero es que no ha dejado nada al azar. Desde su entrada en la sala ha explicado a todos y cada uno de los visitantes el concepto del que parten estas fotografías, divididas temáticamente en dos salas y preparadas para el disfrute de quienes se acerquen hasta el Museo del Revellín hasta el próximo 26 de marzo.

La primera de las salas acoge una serie de fotografías que juega al despiste y que ponen de manifiesto la faceta más artística del fotoperiodista que es capaz de encontrar la belleza y hacer arte de lo más inesperado. Se trata, les desvelamos la sorpresa porque así lo ha hecho ya el autor, de cascos de barcos que han pasado por nuestra ciudad a lo largo de los últimos años. Unos cascos de barco que, tras el objetivo de Javier Sakona, se acercan mucho más a la pintura que a la fotografía, dejando estampas que admiran por su belleza y en la que uno no puede dejar de mirar hasta descubrir cada detalle oculto.

La segunda sala, sin embargo, está dedicada a rincones que, a buen seguro, muchos reconocerán. Son estampas de Ceuta, la mayor parte de ellas en collage, que nos muestran espacios singulares por su belleza urbana y cuya composición no deja indiferente a nadie. Precisamente en esta segunda sala se encuentra la fotografía que más expectación ha generado durante la inauguración de la exposición. Se trata de un collage de más de 80 fotos que nació como memoria tipográfica y que, sin embargo, se ha convertido en memoria comercial de la ciudad. Los asistentes no han podido evitar pararse ante una composición que evoca la nostalgia de otro tiempo, de la juventud de muchos de los visitantes, y que hoy han ido quedando atrás. Memoria visual de una Ceuta diferente a la actual, de pequeños comercios y locales hosteleros de barrio, de zonas que van desde la cuesta parisiana al centro de la ciudad.

La composición sobre los comercios ceutíes desaparecidos, una de las más llamativas de la exposición / Laura Ortiz
La composición sobre los comercios ceutíes desaparecidos, una de las más llamativas de la exposición / Laura Ortiz

Sorprendido por la gran cantidad de personas que han pasado este jueves por la exposición, Javier Sakona solo tiene un deseo para quienes vayan a hacerlo, que tras ella, cuando caminen por la calle, levanten la vista y se percaten de la belleza de los detalles, con eso, ha explicado, se da por satisfecho.

Festival de colores, homenaje a las texturas y nostalgia, éxito de 'Ex Marginem', la...