sábado. 20.04.2024
LIMPIEZA VIARIA

La municipalización de la limpieza, a examen: partidos y entidades muestran los puntos de fricción

Grupos políticos y entidades de la sociedad civil han presentado en las últimas semanas sus observaciones a la memoria técnica aprobada de cara a la municipalización del servicio de limpieza. Unas observaciones que ponen sobre la mesa los principales puntos de fricción con el Gobierno, como el futuro de las Brigadas Verdes o la limpieza en el Príncipe, y que colocan al PSOE muy lejos de mostrarse a favor de la gestión directa del servicio.

Un operario de trace realiza labores de limpieza / Archivo
Un operario de trace realiza labores de limpieza / Archivo

La municipalización del servicio de limpieza viaria y recogida de basura es inminente. Todo está preparado para que en abril los operarios trabajen ya bajo el paraguas de una empresa municipal de nueva creación y en sus nóminas deje de aparecer Trace. El pasado 15 de enero se aprobó, sin ningún voto en contra, la memoria técnica, cuya principal conclusión era que la Ciudad Autónoma debía asumir el servicio de forma directa creando esa nueva sociedad mercantil pública. Se abrió entonces un plazo para que cualquiera presentara “observaciones” o peticiones que ha terminado esta misma semana. PSOE y MDyC han presentado peticiones en la parte política; en el tejido social lo han hecho la Asociación de Vecinos Príncipe Alfonso y la plantilla de Brigadas Verdes. Ceuta Ya, que no ha puesto nada de su puño y letra, sí ha manifestado su apoyo sin fisuras a estas dos últimas peticiones que inciden en dotar al barrio de una vez por todas de limpieza, ausente hasta ahora en el plan de servicios, y la integración de los peones vecinales en la nueva empresa.

Y es que es precisamente en ese punto, en el de quienes formarán parte de la futura empresa municipal de la limpieza, en el que parece encontrarse, a día de hoy, la mayor fuente de discordia entre el el Gobierno y algunos de los grupos de la oposición que ya han manifestado su implicación con las reivindicaciones de los trabajadores de este servicio, dependiente, hasta el momento, de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos pero que asegura prestar servicios que deberían integrarse en la futura empresa municipal. Una consideración que comparten desde MDYC, uno de los grupos con los que el Gobierno se ha propuesto negociar de forma prioritaria (ya ocurría en los presupuestos), que este viernes presentaba públicamente en sus observaciones la necesidad de que estos trabajadores se integraran en la empresa de limpieza municipal que surja una vez se apruebe la gestión directa por parte del pleno de la Asamblea. 

No convence al MDYC una empresa de limpieza municipal que no contemple a las Brigadas Verdes como tampoco lo hace a los trabajadores de este servicio que no comparten las palabras del consejero de Fomento y Medioambiente, Alejandro Ramírez, quien señala que la integración de los mismos en la futura empresa municipal era “inviable legal y económicamente”. Así lo han recogido en las observaciones presentadas a la memoria técnica, señalando, en lo que se refiere a la cuestión legal, que “el mecanismo que permite la subrogación de la plantilla de TRACE es el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, cuya finalidad es, exclusivamente, proteger los derechos de los trabajadores ante los cambios de titularidad empresarial” por lo que consideran que no existe “ninguna razón que impida la aplicación de este mismo artículo a los trabajadores de las Brigadas Verdes”. 

Respecto al segundo escollo señalado por el Gobierno, el presupuestario, recuerdan que los fondos de las nóminas de los trabajadores de las Brigadas Verdes ya son transferidos por la Ciudad a la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y que el mismo artículo 44 mencionado anteriormente obliga a la ciudad a subrogar con las mismas condiciones de la empresa originaria, por lo que no supondría ningún incremento de presupuesto su integración en la nueva empresa. Una integración que justifican además en la realización de servicios como la limpieza diaria de playas, el barrido de la explanada de Juan XXIII, el barrido de barriadas como Príncipe Felipe, Rosales, Juan Carlos I y Hadú, la retirada de enseres de todas las barriadas y un largo etcétera que consideran que los hace imprescindibles en un servicio de limpieza municipal completo.

A pesar de esa argumentación, lo cierto es que desde los propios sindicatos ya advirtieron al inicio de la negociación para la municipalización que no contemplaban seguir la misma fórmula que con los autobuses, la integración en una empresa ya existente -se barajó Acemsa-. La razón no era otra que evitar futuros conflictos laborales por las diferencias salariales que se generarían al manejar dos convenios colectivos en una misma empresa. Esto es algo que sucedería con la integración de las Brigadas Verdes tal y como está propuesta por los trabajadores y por MDyC. Habría dos categorías de trabajadores con dos remuneraciones y eso, saben bien en los sindicatos, que antes o después significa conflicto. A Grosso modo, la diferencia salarial media entre un trabajador de Brigadas Verdes y uno de la actual Trace ronda los 20.000 euros anuales a favor de los segundos. Si no se igualan los salarios se pondría en marcha una cuenta atrás al conflicto y si la integración se hiciera igualando al alza, se dispara el coste para el presupuesto municipal en unos 2 millones de euros.

Los argumentos del gobierno para negar la integración no solo no han convencido al MDYC, sino que tampoco lo hacen con Ceuta Ya!, el partido liderado por Mohamed Mustafa, quien ya ha advertido, pese a no presentar alegaciones propias, que apoyará la de los trabajadores de las Brigadas Verdes y también la de la Asociación de Vecinos del Príncipe Alfonso que ponen el foco, precisamente, en algunos de esos servicios que no presta a día de hoy la concesionaria de la limpieza viaria y que deben hacerse con cargo a otros fondos municipales que, en principio, no aparecerían reflejados en la memoria. 

La no limpieza en el Príncipe

Y es que, explican los vecinos, en sus observaciones presentadas, “en el capítulo VIII de la referida memoria, y en concreto en el apartado 4.4, bajo el epígrafe 'Áreas que deberían ser reforzadas para mejorar la calidad del servicio y su correspondiente coste en ambas formas de gestión, directa e indirecta' se incluyen tres servicios de manera explícita y debidamente cuantificada, limpieza de playas, recogida de enseres y baldeo manuales y mecánicos en barriadas pero “ni en este apartado, ni en ningún otro, se encuentra una referencia a la necesidad de resolver de manera definitiva el gravísimo problema que supone haber dejado fuera a nuestra Barriada del Plan de Servicios desplegado por la Ciudad bajo excusas de tipo técnico o urbanístico de extrema inconsistencia; pero que han servido para discriminar de manera indiscutible a esta barriada”.

Y es que, continúan, “durante la vigencia del contrato en vigor (ahora prorrogado por segunda vez), la Barriada del Príncipe ha estado absolutamente desatendida. Este hecho resulta fácilmente comprobable si tenemos en cuenta  que la  propia administración, suponemos que avergonzada y presionada por los vecinos, se veía “obligada” a enviar operarios de los planes de empleo a realizar (de manera irregular) las labores de limpieza que debería llevar a cabo la contrata”.  Así, insisten, “parece muy evidente que si la memoria abre un capítulo para detectar las áreas que deberían ser reforzadas por la nueva empresa”, debería aparecer, en un lugar preferente, dotar a la Barriada más populosa de Ceuta de un servicio de Limpieza Viaria y Recogida Domiciliaria de Basuras en cantidad y calidad equivalente a los del resto de la barriadas de Ceuta”.

A estas observaciones, se suman, además, las planteadas por el PSOE, que cuestiona, directamente, la municipalización del servicio.  Además de las preocupaciones laborales y económicas, como la no consideración del plus de vinculación en el informe o lo que consideran como “discriminación” a los trabajadores de fin de semana, los socialistas también indican que no se han tenido en cuenta los servicios complementarios que actualmente opera la ciudad a través de otras organizaciones, lo que llevaría a un sobrecoste en el servicio. Los costes de estos operarios calculados por el PSOE ascienden a la friolera de 13 millones de euros: Brigadas Verdes (3.300.000€), TRAGSA (2.100.000€), OBIMACE (7.600.000€). Si bien es cierto que incluir el presupuesto íntegro de Obimace parece algo exagerado porque la empresa municipal de obras no tiene en las labores de limpieza su principal actividad.

Los socialistas subrayan, además, que existen diferencias notables entre los servicios previstos en la gestión directa y los que actualmente realiza el adjudicatario. En la gestión directa, se incluyen servicios como la recogida de animales muertos en la vía pública y el transporte de residuos al centro de tratamiento, que actualmente son realizados por terceros o no se realizan.

No son sus únicas dudas, se trata, en el caso del psoe de un documento extenso, en el que incluyen todos aquellos aspectos por los que, el principal apoyo del Gobierno para los temas fundamentales muestra sus dudas sobre la viabilidad y oportunidad de la municipalización del servicio.

Quien no ha presentado observaciones a la memoria ha sido Vox, si bien el partido dirigido por Juan Sergio Redondo en nuestra ciudad ha manifestado por activa y por pasiva su conformidad con la municipalización del servicio, reclamándola ya desde la pasada legislatura, por lo que no parece probable que vaya a mostrarse en contra la misma en el pleno previsto para la aprobación de la gestión directa, que se convocaría, de seguirse los plazos establecidos por el propio consejero de Fomento y Medio Ambiente, durante la primera semana de marzo.

Lo que sí es evidente es que las observaciones de grupos políticos y entidades de la sociedad civil inciden en algunos de los puntos clave de la memoria técnica de los que ya les advertíamos el pasado mes de enero, especialmente en lo que se refiere a los costes del servicio recogidos (indicaba un ahorro de 300.000 euros para las arcas públicas) y que llevaban a confesar al propio consejero de Fomento y Medio Ambiente durante su comparecencia ante los medios que el servicio será igual porque “magia no se puede hacer” o que "con quinientos trabajadores no podemos hacer mucho más de lo que se está haciendo". 

Una última visión de conjunto, con la municipalización los costes del servicio pasarían a rondar los 30 millones de euros, cientos de miles arriba o abajo. Según la memoria el ahorro anual sería de 300.000 euros, según Intervención se dispara a cerca del millón y según manifestó Ceuta Ya tras la aprobación inicial de la Memoria por la Comisión Técnica: “Somos partidarios de municipalizar, pero a la gente hay que decirle la verdad: va a costar más”.

La municipalización de la limpieza, a examen: partidos y entidades muestran los puntos...