domingo. 03.03.2024

Adios a la Marca España

José Antonio Carbonell/ Cedida
José Antonio Carbonell/ Cedida

El Pacto Verde ha sido impuesto por la UE centrado en diez objetivos relacionados con metas comunes en materia de sostenibilidad social, medioambiental y económica de la agricultura; en otras palabras, hablamos de producir mejor, con un menor uso de insumos. Lo malo de todo esto es que las normativas ambientales las hacen desde un despacho, sin conocer la realidad del campo y esto está dando lugar a gravísimos problemas, por todo ello los agricultores se encuentran en huelga desde el día 6 de febrero. Por supuesto, cuentan con mi total apoyo.

El acuerdo de la UE con Mercosur, es otra piedra en el camino para los agricultores españoles,  la Unión Europea se ha comprometido a modificar el 99% de las importaciones agrarias de los países de Mercosur, eliminando por completo los aranceles del 81% de los productos agrícolas de países como Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, ofreciéndole un trato preferente al 17% restante. La GOAG (Coordinadora de Organización de Agricultores y Ganaderos) ha mostrado una posición frontal a este acuerdo considerando que pone en peligro el sostenible modelo agrario europeo y por su parte Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) considera que este acuerdo está hecho a espaldas del sector agrario, al que han dejado al margen de poder participar en las negociaciones.

El Pacto Verde Europeo es la hoja de ruta necesaria para transformar los retos en materia de clima y medioambiente en oportunidades y de ser esto así, habría que preguntar a la Unión Europea por qué permite que entren alimentos fuera de la misma, ya que es una forma un tanto hipócrita consentir entrar productos de terceros países que no cumplen con esa legislación que ellos mismos marcan. Otra cuestión es qué sentido tiene exigir a los agricultores españoles que no usen determinados pesticidas para proteger a la población y dejar entrar productos con origen extracomunitario que incumplen con todo lo exigido aquí.

Además de secundar esa huelga general, me dirijo a todos los españoles y pedirles que seamos conscientes de lo que consumimos, mirar las etiquetas del producto antes de echarlo a nuestro carro, porque tal y como está el panorama, debemos consumir alimentos marca España. De qué sirvieron aquellos aplausos de apoyo a los transportistas si hoy nos quejamos de que cortan nuestras carreteras suponiendo un malestar en nuestro día. El apoyo es necesario. Desde Europa nos quieren hacer desaparecer, somos insignificantes para ellos una vez que le hemos hecho el papel. Nuestro alimento es el mejor y eso está demostrado. Por qué acaban en nuestras playas los europeos que no nos pueden ni ver, pues simplemente porque en España es donde mejor se vive, con el mejor clima y los mejores productos y ellos lo saben pero la hipocresía no entiende de barreras ni fronteras.

Hay una vía muy interesante de estudio respecto a quién se está beneficiando del acuerdo Mercosur, en este caso hablamos de la UE, que es la que con sus directivas se está cargando al sector primario porque nuestro país era quien proporcionaba fruta y verdura a toda Europa. Por ello decirle a los agricultores y transportistas que no se dejen comprar con ayudas que son pan para hoy y hambre para mañana, que se acuerden de sectores importantes que han desaparecido tales como la minería, los astilleros, todo porque a la Unión Europea dejó de interesarles, como es el caso de la agricultura española. En estos momentos es como el pueblo está mostrando que la soberanía emana de ellos. No podemos permitir que políticos a los que hemos dato nuestro voto, vayan a la UE y por un puñado de dinero vendan a un país como es el nuestro. Y los distintos sindicatos dónde están. Dicen que no apoyan a nuestros agricultores porque son empresarios. Menudos falsos e interesados. Estos subvencionados por el Gobierno no se enteran de que esto nos va a pasar factura a absolutamente todos.

Y ya se están viendo imágenes de enfrentamientos entre ciudadanos y la Policía. Podemos estar de acuerdo o no con la actuación de esta pero recordar a todos los que la critican que solo reciben órdenes de aquellos que nos venden en los despachos y en la UE.

José Antonio Carbonell Buzzian
 

Adios a la Marca España