jueves. 13.06.2024

Apagón

La luz que no puedes ver

Dirección: Steven Knight (Creador), Shawn Levy. Año: 2023. País: USA. Título original: All the Light We Cannot See. Duración: 60 min. Género: Serie de TV. Drama. Bélico. II Guerra Mundial. Años 30. Nazismo. Miniserie de TV. Intérpretes: Aria Mia Loberti, Louis Hofmann, Lars Eidinger, Mark Ruffalo, Hugh Laurie, Marion Bailey, Nell Sutton, Jakob Diehl, Luna Wedler, James Dryden, Corin Silva, Andrea Deck. Guion: Steven Knight, Shawn Levy. Novela: Anthony Doerr. Música: James Newton Howard. Fotografía: Tobias A. Schliessler. Productora: 21 Laps Entertainment, Pioneer Stilking Films. Distribuidora: Netflix. Estreno en España: 02 noviembre de 2023.

Cartel de la serie
Cartel de la serie

Netflix apuesta por la distribución de productos de renombre en los últimos tiempos, y esta miniserie viene con el halo de ser la adaptación a la pequeña pantalla (tan pequeña como cada cual la tenga en su casa) de la novela homónima de Anthony Doerr, que le valió nada menos que el premio Pulitzer de ficción en el año 2015.

La historia, poco desarrollada e imprecisa con respecto a la obra literaria, se ubica en la población costera francesa de Saint-Malo durante la Segunda Guerra Mundial, ocupada (ya por poco tiempo) por las tropas alemanas. Sigue la trama las vicisitudes de una adolescente ciega, Marie-Laure LeBlanc, que desde allí emite mensajes con una radio clandestina. Parecen mensajes inofensivos, la lectura de pasajes libros de Julio Verne, pero la emisión contiene información codificada para los aliados, que están lanzando su ofensiva final en Europa.

Con una manufactura interesante y ambientación meritoria, la miniserie, de cuatro capítulos de aproximadamente una hora de duración, cuenta con dos desconocidos (Aria Mia Loberti y Louis Hofmann) para los personajes protagonistas, a la postre una mala elección, puesto que sus insustanciales interpretaciones no aportan demasiado a la historia y contrastan demasiado con el buen hacer de otros lustrosos nombres del reparto, como los de Hugh Laurie o Mark Ruffallo. Este último interpreta al padre de la chica, en diferentes etapas de su vida, y Laurie al tío del mismo, un ex soldado traumatizado que sigue librando su guerra desde la resistencia, personaje que se descubre probablemente el de mayor trasfondo de la película y también el más desarrollado. A esta atmósfera de zona ocupada por el enemigo hay que añadir, que la postura del personaje ciego siempre aporta un plus angustioso y más que interesante, aunque los altibajos de ritmo, la tendencia al sensiblerío impuesto y la sobreactuación del malo de opereta que es ese oficial nazi con motivaciones tan irracionales como absurdas, que traspasa la frontera de lo maniqueo y no ayudan a la credibilidad del producto.

En principio esta miniserie viene avalada por la fuente literaria de prestigio, el guionista de títulos igualmente prestigiosos como Amazing Grace o la serie Peaky Blinders, no es poca cosa, y el cineasta detrás de la cámara en la saga Noche en el museo y en muchos episodios de Stranger Things, parecía tener todos los ingredientes y viento a favor para su explosión en la parrilla, pero no todo son los buenos ingredientes para un buen plato, y, a pesar de que no todos son sinsabores y la producción se deja ver de forma agradable, el resultado final podría ser mucho más sabroso. En el mundo audiovisual, la suma de los elementos no siempre da el mismo número, es lo bueno que tiene esto de contar historias, que no es matemático…

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

Apagón