lunes. 26.09.2022

El que avisa...

Doctor Strange en el multiverso de la locura Dirección: Sam Raimi. Año: 2022. País: USA. Duración: 126 min. Género: Fantástico. Ciencia- ficción. Cómics. Superhéroes. Marvel. Intérpretes: Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Xochitl Gomez, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Benedict Wong, Michael Stuhlbarg, Sheila Atim, Adam Hugill, Ako Mitchell, Momo Yeung, Daniel Swain, Topo Wresniwiro, Eden Nathenson, Vinny Moli, Charlie Norton, David Tse, Julian Hilliard, Jett Klyne, John Krasinski, Patrick Stewart, Anson Mount, Lashana Lynch, Hayley Atwell. Cameo: Bruce Campbell, Charlize Theron. Guion: Michael Waldron (basado en el cómic de Steve Ditko y Stan Lee). Música: Danny Elfman. Fotografía: John Mathieson. Productora: Marvel Studios. Distribuidora: Walt Disney Pictures. Estreno en España: 06 mayo de 2022.

Resulta más sencillo asimilar el argumento de la película, aunque sea rarito y vaya aumentándose el nivel de enredo conforme va acabándose, que explicarlo a alguien que no la haya visto aún, pero ¿qué podemos esperar de una cinta con este título tan premonitorio?


Esta segunda parte de las aventuras del Doctor Strange, personaje que se ha convertido en pieza clave del entramado actual de Marvel, viene a convertirse en apuesta clara de la compañía para arrasar en taquilla y seguir hilvanando títulos y entrelazando personajes que posteriormente tomarán el testigo en el hilo argumental.


Benedict Cumberbatch, uno de los mejores de su generación, vuelve a encarnar al atípico Hechicero Supremo, de la mano del director Sam Raimi, otro de los mejores de su generación y ya con tablas en eso de dirigir películas de Marvel, puesto que por sus manos ha pasado la trilogía del primer Spider-Man.


En esta ocasión, los peligros a los que se enfrentará el personaje vienen de la mano de un personaje muy poderoso, que le hará, como viene siendo habitual en él, a buscar ayuda en algunos colaboradores, unos ya conocidos y que emocionarán a más de un seguidor de los clásicos, y algún otro nuevo. Poco más se puede decir sin que haya spoiler o explote la cabeza…


Eso sí, hay que aplaudir que al menos en su primera hora y media pre despiporre final, el libreto se deja seguir con mayor sencillez de la que nos temíamos, y que la puesta en escena otorga mayor importancia a los espectaculares combates entre hechiceros que a enredar en demasía, sin renunciar a que exista un motivo para la confrontación y algunos elementos de las motivaciones, de lo más humanos, que irán desvelándose poco a poco. Bien podrían aprender de ello los guionistas de Morbius…


En lo visual, se trata de una apuesta potente, ruidosa y contundente, que tiene algo más si eres capaz de ver más allá de la poderosa pirotecnia, y que no pasará desapercibida en el conjunto de las entregas de Marvel en un futuro.


Como marvelita de toda la vida, puedo decir que lo que más me ha convencido es ver algunos personajes que creía olvidados, aunque sea en otro universo paralelo (que no para lelos), una banda sonora de Danny Elfman (no voy a descubrir a estas alturas a este compositor) de categoría, y que Raimi se toma en serio el personaje y la historia sin caer en la pedantería barroca en la que podría haberse convertido un proyecto así de la mano de alguien pretencioso. Atentos también a cómo se entrelaza la historia con las series de Disney+, con referencias a Wandavisión o What if…?, y a una curiosa aparición de Charlize Theron en la ya clásica escena post créditos que no nos dejará indiferente con el cliffhanger entre los dientes. Hace tiempo que venimos subrayando el agotamiento por exceso de las películas de superhéroes. Bienvenida sea una como esta que busca explorar algo diferente.

 

Puntuación: 7


JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]

El que avisa...
Comentarios