domingo. 05.02.2023

Excusas

Evasión o victoria

Dirección: John Huston. Año: 1981. País: USA. Título original: Victory. Duración: 116 min. Género:      Drama. Acción. II Guerra Mundial. Deporte. Fútbol. Drama carcelario. Intérpretes: Sylvester Stallone, Michael Caine,Max von Sydow,  Daniel Massey, Carole Laure, Michael Cochrane, Arthur Brauss, Pelé, Osvaldo Ardiles, Bobby Moore. Guion: Evan Jones, Yabo Yablonsky, Jeff Maguire, Djordje Milicevic. Música: Bill Conti. Fotografía: Gerry Fisher. Productora: Paramount Pictures, Lorimar Television.

Cartel de Evasión o Victoria
Cartel de Evasión o Victoria

Quien tenga la paciencia de leerme desde hace tiempo sabrá que me gusta recomendar al respetable algún clásico para festividades navideñas, algo que se ha convertido ya en lo más parecido a una tradición en esta humilde sección. Enlazando como excusa esta circunstancia con la luctuosa noticia de la muerte a los 82 años del gran Edson Arantes do Nascimento, “Pel

é”, para recordar su incursión en el cine de la mano de John Huston en Evasión o victoria (1981). La cinta, lo más decente que hizo el futbolista en el mundo audiovisual, tuvo una enorme acogida en todo el mundo, por tratarse de una historia divertidísima, con gancho y un enorme reparto, que tiene de predecible e increíble a la vez, por paradójico que suene, lo mismo que de magnética por tener toques del mejor cine de aventuras, acción, y épica. Una película que, con sus imperfecciones, bastantes, ha quedado en el libreto de la memoria y ha sido repuesta cientos de veces, el tiempo da perspectiva y también razones a casi todo; el cine no se escapa a esta máxima inexorable.

El reparto acompaña el toque marciano y alocado que adquiere a veces la obra juntando nombres como los del gran Michael Caine (encabazando el mismo con el papel principal), Max von Sydow (el antagonista oficial alemán), el propio Pelé o Sylvester Stallone (ya estrella universal tras el éxito de Rocky en 1976 y que accedió a aportar carisma a la historia desde un rol de reparto) entre otros. Ahí es nada el potaje de nombres. Y el caso es que, sorprendentemente, funciona muy bien, y en ello obtenemos el mayor mérito de la película y su mayor atractivo para el espectador, puesto que el género carcelario en el cine basa su éxito eminentemente en las “relaciones inter personaje”.

Además de todo lo que explora Evasión o victoria, de que la aparición de Pelé es tímida, tapando las evidencias de que no era un actor, o de que el portero del equipo y sus paradas tuvieran menos credibilidad que si me pongo yo como entrenador de Brasil, además de todo y también a pesar de ello, se trata, será por algo, de la película de fútbol más reconocible y popular que existe. A pesar incluso de que el propio tratamiento que se le da al fútbol es tan increíble como un argumento, por otro lado, basado ligeramente en hechos reales, otra de las contradicciones de la cinta. La susodicha historia, por cierto y ya puestos, es la de un grupo de prisioneros aliados en la Segunda Guerra Mundial que cohabitan en un campo de concentración, y a los que el oficial alemán al mando ofrece un partido contra un equipo del ejército nazi pensando en la correspondiente propaganda. Pero los aliados, a la vez, tienen un plan de huida que se acabará convirtiendo en mítico en la historia del cine y un clásico atemporal al que volver cada cierto tiempo

 

 

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

Excusas
Comentarios