domingo. 03.03.2024

Herencias

Dirección: Issa López (Creadora). Título original: True Detective: Night Country. Año: 2024. País: USA. Duración: 60 min. Género: Serie de TV. Intriga. Thriller. Serie de antología. Crimen. Policíaco. Miniserie de TV. Intérpretes: Jodie Foster, Kali Reis, John Hawkes, Christopher Eccleston, Fiona Shaw, Finn Bennett, Anna Lambe, Joel Montgrand, Aka Niviana, Isabella LaBlanc. Música: Vince Pope. Guion: Issa López. Saga creada por: Nic Pizzolatto. Fotografía: Takuro Takeuchi, Pau Castejón, Álex de Pablo, Marc Gómez del Moral. Productora: HBO Max. Productor: Barry Jenkins, Issa López. Distribuidora: HBO Max, Max. Estreno en España: 15 enero de 2024.

Cartel de la serie
Cartel de la serie

De la época en la que HBO tenía la hegemonía de los bombazos de taquilla en forma de serie, apostando por la calidad, grandes presupuestos y sorprendentes repartos, allá por 2014, sale True Detective, que da una vuelta de tuerca al género y cautivó mayoritariamente al público. En los años sucesivos, ya con mayor competencia por parte de otras plataformas, han ido llegando otras dos temporadas (2015 y 2019) que tuvieron menos éxito, y ahora se estrena una cuarta intentona engalanada con el halo de convertirse en rival de la originaria en cotas de interés.

Cada temporada de True Detective tiene la característica de ser un caso, una ambientación y unos protagonistas completamente diferentes, y ello hace que cada historia en formato de miniserie sea independiente del resto, se puedan consumir por separado y desordenadas, además del hecho de no saber lo que nos espera con el caso en el que se centre, que tienen como mucho en común lo oscuro del planteamiento y que están investigados por dos protagonistas, generalmente policías con vidas complejas. En este caso, el turno de llevarse el foco del interés corresponde a dos mujeres, Jodie Foster y Kali Reis, estupendas ambas en sus respectivos trabajos, y la ambientación polar del misterio que resolver en un pueblo de Alaska ayuda, como siempre ocurre con los escenarios gélidos, al ambiente magnético y necesariamente noctámbulo, puesto que se ubica en la época del año en la que en la zona polar no se ve la luz solar, lo que contribuye como es obvio a aportar un toque claustrofóbico y opresivo necesario para la mística del misterio.

La herencia de lo interesante de esta serie impregna la cuarta entrega que nos atañe, de una manufactura impecable y con una tensión que se apodera del espectador desde el comienzo del primer capítulo, que recomendamos ver sin noticia alguna del contenido de la trama, trailers incluidos.

Esta aventura bien podría resumirse con la palabra “oscuridad”, puesto que, además de lo obvio de la noche ártica y de tratarse de un asesinato, las protagonistas deben a su vez enfrentarse a las propias oscuridades personales que las atormentan, mirando a la cara a algunas verdades bien ocultas desde hace tiempo. La rabia interior, los profundos rencores y los traumas del pasado consumen las personalidades de unos personajes que ya de por sí poseen unas personalidades digamos… de trato difícil.

Issa López ha cuidado un producto que poseía unas señas de identidad bien marcadas, respetando su esencia, pero añadiendo con osadía elementos propios como el de colocar la figura femenina en primer término o el de resaltar culturas y etnias desconocidas para el gran público. True detective: noche polar, supone pues una revitalización de una marca que parecía en vías de decadencia y una estupenda oportunidad de ver una serie de categoría. Imprescindible para los amantes del género, y en particular para los incondicionales de ambientes helados.

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

Herencias