miércoles. 29.05.2024

I want it all

Sigourney Weaver
Sigourney Weaver

Hace ya tiempo que Disney se lo comió todo, casi acabando con la competencia, tragándose a Marvel y también al universo de Star Wars, casi fulminando cualquier posibilidad de un estreno que pueda hacer sombra, con una ambición desmedida, que diría aquél, y la voluntad de seguir con esa voracidad, buscando retos para no acomodarse.

Realmente casi no le quedan templos sin profanar, historias sin las que apoderarse a golpe de talonario, pero alguna que otra banderita siguen poniendo para ir ampliando su salón de trofeos…

Parece que los rumores se van materializando, y resuena con fuerza que la heroína por antonomasia del mundo del cine también va a fichar. No es otra que la gran Sigourney Weaver, protagonista de la saga de Alien y elemento clave en la de Avatar, pionera en los personajes icónicos del mundo de acción en clave femenino, actriz de tronío y escopeta en mano, que lleva décadas instalada en ese adosado de la popularidad por mérito propio.

Disney se quiere hacer con todo enrolando a la Weaver, antaño la teniente Ripley, para el universo de Star Wars, que parece decaer últimamente en interés y que intenta reverdecer laureles uniendo a la mítica actriz, aún no se sabe en que papel, al proyecto en ciernes llamado The Mandalorian & Grogu, del que se conoce, aparte de lo obvio que adelanta su título, Jon Favreau (actor y realizador conocido entre otros motivos por ser “Foggy” Nelson en el Daredevil de Ben Affleck o firmar el rodaje de Iron Man con Robert Downey Jr. De protagonista) será el director.

La cosa aparentemente parece contar con la fórmula del éxito, el tiempo lo confirmará, pero no del todo contentos con ello, la maquinaria arrolladora no para y nos llegan los ecos de una segunda noticia aún sin materializarse sobre una nueva y llamativa muesca en el implacable revolver de Disney, esta vez en su vertiente superheróica, con el sello de Marvel.

Esta bala lleva el nombre del igualmente grande John Malkovich (si tuviéramos que mencionar aquí una muestra del trabajo de Malkovich, uno de los nombres que escriben la historia del cine, no sabríamos por donde empezar y estaríamos subestimando los conocimientos del lector). Ambas noticias tienen en común que su protagonista no tiene confirmado públicamente el papel que realizará y que ambos (Sigourney Weaver y John Malkovich) trabajarán con Pedro Pascal, actor de moda gracias precisamente a Disney, puesto que además de ser el citado Mandaloriano, también se sabe que encarnará al doctor Reed Richards en Los Cuatro Fantásticos, película a la que se une ahora Malkovich.

Se confirma así que además de ser poderoso caballero don dinero, que diría aquel otro, el escaparate que proporciona Disney en la actualidad supone una tentación demasiado grande como para que nadie pueda resistirse, y una cosa lleva a la otra, logrando así engrosarse este tipo de proyectos muchimillonarios con rostros conocidísimos, además de talentosos, que a la vez aportan las dosis de glamour que convierten a su vez estos macroproyectos también en una tentación demasiado poderosa para que se resista el potencial espectador, que acaba siendo espectador en toda regla y a efectos prácticos, tanto en cines como en televisión. Se prevé una hegemonía con puño de hierro, para bien y para mal, casi tiranía, cuyo fin no sería capaz de vaticinar ni la mismísima Madame Web…

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]

I want it all