viernes. 14.06.2024

Un caballero

Una de las cosas que tiene el cine es que un buen personaje que se instale en la memoria de los espectadores va a sobrevivir al actor o la actriz que lo interprete, y un claro caso de esto que hablamos es el del recordado Albus Dumbledore, director de Hoghwarts en la saga de Harry Potter y denominado mago más poderoso de todos los tiempos. El actor británico-irlandés ha fallecido a los 82 años de edad a causa de una neumonía que venía mermando sus fuerzas desde hace ya algunos días.

Pero Gambon, que sustituyó en el popular papel de Dumbledore al gran Richard Harris, precisamente por el fallecimiento de este último, era mucho más que el conocido rostro del carismático mago.

Comenzó su carrera interpretativa hace más de 60 años, siendo uno de los miembros originales del famoso Royal National Theatre, junto a otra gran leyenda como fue el actor Laurence Olivier. Principalmente actor teatral, como manda la escuela británica, trabajó en cine con películas como Sleepy Hollow (1999), Gosford Park (2001), Open Range (2003), Conociendo a Julia (2004), La profecía (2006), El libro de Eli (2010), o El discurso del rey (2010) entre otras muchas. Pero, además de por su importante hueco tanto en la saga de Harry Potter como en el mundo del cine en general, el actor también se hizo muy popular por su interpretación del detective de origen francés Jules Maigret en la serie Maigret, emitida en el canal británico ITV.

En 1998, la mismísima reina Isabel II lo nombró Knight Bachelor (Caballero de Imperio Británico) por su aportación interpretativa al Reino Unido. Un reconocimiento que llegó ocho años después de que el príncipe Carlos de Gales le nombrara Comendador de la Orden del Imperio Británico (CBE), hechos que le convirtieron a veces a su pesar no solo en una figura de la actuación, sino también de la sociedad británica. Era pues la palabra “caballero”, bastante adecuada para definirle en más de un sentido de las significaciones de la misma…

En 2015 tuvo que tomar la dura decisión de retirarse de los escenarios debido a un problema de pérdida de memoria que le impedía memorizar los guiones, la peor pesadilla de un actor. Declaró que desde hacía un tiempo sólo aceptaba papeles cortos y actuaba siempre con un auricular de seguridad desde el cual pudieran recordarle sus líneas de guión en caso de necesitarlo. Hizo algunos papeles en la gran pantalla tras retirarse de los teatros, y finalizó su trayectoria en 2019 en la película Judy, dirigida por Rupert Goold.

Entre sus logros, destacan cuatro patrios premios Bafta como mejor actor por sus papeles en El detective cantante, Esposas e hijas, Longitude y Perfect Strangers. También ganó dos premios del Sindicato de actores, así como dos nominaciones a los Emmy y otra a los Globos de Oro.

“No sientas pena por los muertos, sino de los vivos y, sobre todo, de aquellos que viven sin amor”. Es una de las frases más icónica de Albus Dumbledore, y resume a la perfección el legado que deja sir Michael Gambon a la dedicación y el trabajo minucioso que deja como aportación a su querido mundo de la escena. Por ello será recordado.

 

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

Un caballero