martes. 18.06.2024

Confianza en la subrogación y el futuro de las nuevas Instalaciones

Juan Montoya, delegado de Solidaridad / Daniel Hernández
Juan Montoya, delegado de Solidaridad / Daniel Hernández

Desde hace meses, la plantilla de Trace ha vivido en un estado de incertidumbre debido al proceso de subrogación pendiente. Como delegado del comité, he sido testigo de la preocupación constante de mis compañeros, que se preguntan día tras día cuándo se resolverá esta situación. Hoy, quiero expresar mi plena confianza en que la próxima semana finalmente traerá la tan esperada subrogación y pondrá fin a este prolongado periodo de inquietud.

La subrogación es un paso crucial no solo para la estabilidad laboral de los trabajadores, sino también para la continuidad del servicio que brindamos con tanto esfuerzo y dedicación. La certeza de conservar nuestros puestos de trabajo y nuestras condiciones laborales es un derecho fundamental que, por desgracia, ha estado en el aire demasiado tiempo. Esta incertidumbre no solo afecta a los empleados, sino también a sus familias, que dependen de la seguridad y la regularidad de nuestros ingresos.

Una vez que superemos este episodio, quiero destacar la importancia de no dejar en el olvido otro asunto vital: el comienzo de las nuevas instalaciones. Hemos luchado durante mucho tiempo para que este proyecto se haga realidad y estoy convencido de que su puesta en marcha será un gran avance para todos. Las nuevas instalaciones no solo mejorarán nuestras condiciones de trabajo, sino que también optimizarán nuestra eficiencia y la calidad del servicio que ofrecemos a la comunidad.

Es fundamental que, una vez resuelta la subrogación, no se posponga más el inicio de las obras de las nuevas instalaciones. Retrasar este proyecto sería un error que podría tener consecuencias negativas a largo plazo. Debemos aprovechar el impulso de la resolución de la subrogación para avanzar con rapidez y determinación hacia la modernización de nuestras infraestructuras.

Llevo años defendiendo estos dos factores: la seguridad laboral a través de la subrogación y la mejora de nuestras condiciones mediante nuevas instalaciones. Ahora, más que nunca, es el momento de ver resultados. La plantilla de Trace merece trabajar con la certeza de que sus derechos están protegidos y en un entorno adecuado que permita realizar nuestras tareas de manera eficiente y segura.

En conclusión, hago un llamamiento a todas las partes involucradas para que, una vez se concrete la subrogación, no se pierda ni un minuto más en iniciar las obras de las nuevas instalaciones. Tenemos la oportunidad de cerrar un capítulo de incertidumbre y abrir otro de progreso y estabilidad. Estoy convencido de que, juntos, podemos lograrlo y asegurar un futuro mejor para todos los trabajadores de Trace.

Juan Montoya García, Delegado del Comité de Empresa en Trace

Confianza en la subrogación y el futuro de las nuevas Instalaciones