viernes. 12.04.2024

Edad de riesgo

Si tu también fuiste uno de esos niños que hace treinta años llevaba unas calzonas con el logotipo del Mundial de Italia.

 

Si tu también te sentaste a ver la boda entre Luis Alfredo Ascanio y Cristina Expósito, y pensabas que tanto Topacio como Candy, Candy eran más desgraciadas que el fontanero del Titanic.

 

Si cuando bajabas a jugar a la calle tu madre te pedía que estuvieras pendiente por si aparecía el helicóptero del Tulipán.

 

Si recuerdas que tu padre, cada vez que ibas a la Península, iba cargado de chupas de cuero y quesos de bola y que le daba tiempo a cargarse un paquete de BN mientras el barco cruzaba el Estrecho.

 

Si tuviste compañeros de clase que dejaban los estudios a los quince años y se iban a "currar a un indio", y a los tres meses ya estaban en el mostrador, como los grandes.

 

Si recuerdas otro alcalde que no fuera Vivas, en aquellos años en los que los regidores solían durar, más o menos, lo que un entrenador en el Betis actualmente.

 

Si recuerdas pasear por el Revellín sorteando compradores y el Paseo de las Palmeras atestado de autocares, hasta en doble fila. Si tenías un colega que este sábado no salía porque tenía inventario.

 

Si tu también echabas a correr cuando aparecían "los pelados" por la escalera del Moonlight mientras sonaba Chimo Bayo con la tía Enriqueta.

 

Si tu o tus amigos os ibáis temprano para la casa antes de que cortaran el agua.

 

Si te acuerdas de esa época en la que había fábricas y la flota pesquera apenas dejaba ver el mar desde el inicio de la Marina.

 

Si fuiste a ver o jugaste un partidito en el Ángulo.

 

Si en tu casa se suscribieron al video comunitario o si llegabas al colegio desmontando la leyenda urbana de que el porno se veía aún si le quitabas la llave al Canal Plus, por mucho que pegases la nariz al cristal.

 

Si tu también fuiste al Terramar las noches de verano o al Cine Cervantes.

 

Si en casa erais socios del "Hollywood" o el "Faraldo".

 

Si te acuerdas que en la misma temporada el Ceuta fue capaz de batir el record de imbatibilidad mundial y luego comerse cinco goles la tarde en que se jugaba el ascenso frente al Levante.

 

Si le diste cinco duritos al Pichurri para que te cantase la alineación del Athletic de Bilbao al oído, viste correr a Paquito Yamaha o a Abelardo filosofar sobre la vida.

 

Si estabas en el Revellín la noche que salió volando la carpa con cientos de personas dentro.

 

Si viste a Tino Casal en la Gran Vía o Alaska en la Marina.

 

Si tu también presenciaste ardientes debates con el "Póntelo, pónselo" y te pusiste a buscar en el Atlas donde quedaban Basora, Bagdad o Kuwait. Si al principio de la "Guerra del Golfo" tu también notaste los cazas americanos volando a toda hostia sobre el Estrecho.

 

Si fuiste uno de los miles de ceutíes que salió a la calle pidiendo autonomía o de los que estuvieron dos días en autobús para colapsar el Paseo de la Castellana.

 

Si recuerdas la Plaza de los Reyes con una fuente y sombra, árboles centenarios en la Gran Vía o la Catedral, si te acuerdas de los Jardines de Rosende, de San Sebastián o la caseta de arqueología en los de la Argentina.

 

Si te acuerdas del 'gato de Veredicto' o de dos paisanos que intentaron batir el Récord Guinnes de distancia recorrida con plátano y Licor 43 en vez de gasolina.

 

Si vestías de "Número Uno" o "Vaquemar" o te sentiste un privilegiado porque habías conseguido entrada para el Baile de las Viudas.

 

Si lo diste todo en la Bogoteca o el Stone Beach, en algún baile de Enfermería o Magisterio.

 

Si, yendo a más, bailaste en "La Cueva", "El Rives" o el "Whisky a Go-Go".

 

Si nunca te planteaste un futuro fuera de Ceuta, porque aquí no faltaba el trabajo.

 

Si has vivido estas experiencias o algunas similares, aparte de mirarte el colesterol, te van a vacunar. Eres colectivo de riesgo.

 

PD: Este artículo cuenta con el visado del Ministerio de la Verdad, subsecreteriado de "Verdad, pero verdad de la buena".

 

 

 

 

 

 

 

 

Edad de riesgo