martes. 28.05.2024

Cuatro incumplimientos más de los socialistas y su supuesta preocupación por Ceuta

Artículo reemitido por el Partido Popular en el último día de campaña electoral. 
Bolaños y Gutiérrez/ Rafa Báez
Bolaños y Gutiérrez/ Rafa Báez

Los incumplimientos por parte de los socialistas continúan acumulándose, dejando en evidencia su falta de compromiso real con la ciudad de Ceuta. En esta ocasión, destacan tres aspectos fundamentales que demuestran su desinterés y falta de atención hacia nuestra ciudad.

En primer lugar, nos encontramos con el tema de las bonificaciones a la seguridad social. A día de hoy, todavía desconocemos cuándo y cómo se llevará a cabo la reforma de estas bonificaciones, que fue modificada por el gobierno de Pedro Sánchez mediante un real decreto en enero, sin previo aviso ni consulta a los actores económicos y sociales involucrados. Es crucial conocer los detalles sobre cómo se volverá al sistema anterior, ya que esto afectará negativamente a los empleados de empresas privadas que cuentan con este beneficio, quienes verán reducidos sus ingresos. Es fundamental que se explique claramente este asunto, no solo para las empresas establecidas en Ceuta, sino también para aquellas que desean invertir en la ciudad. Existen empresas que están a la espera de conocer qué ocurrirá con las bonificaciones a la seguridad social, lo cual es de vital importancia.

En segundo lugar, nos encontramos con la aduana comercial. A pesar de haber sido anunciada en numerosas ocasiones por el Partido Socialista, hasta la fecha no se ha dicho absolutamente nada al respecto. Surge la pregunta: ¿Cuándo se abrirá una aduana comercial? Desconocemos cuándo ni cómo se llevará a cabo, ni cuáles serán las condiciones fiscales aplicables a las expediciones que se han anunciado pero aún no se han realizado. Es necesario llevar a cabo una verificación exhaustiva del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI) para evitar la doble imposición que se ha producido en pruebas anteriores. Se menciona la posibilidad de realizar otra prueba, pero no se nos informa sobre cuándo ni cómo se llevará a cabo. No podemos permitir que las instituciones se utilicen para anunciar logros falsos que, además, no llegan a materializarse, sin que se nos indique cuándo podemos esperarlos.

En tercer lugar, debemos abordar el tema del transporte de mercancías. El pasado 18 de mayo se publicó el real decreto sobre el transporte de mercancías, dos semanas más tarde de su aprobación en el Consejo de Ministros. Sin embargo, es importante aclarar que, a pesar del entusiasmo mostrado por los socialistas en la implementación de esta medida, sólo se aplicará a productos originarios de Ceuta, es decir, aquellos que se fabriquen en la propia ciudad. Esto significa que solo una empresa de Ceuta se beneficiará de esta medida, así como las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que necesiten devolver mercancía que esté en la ciudad. Además, el real decreto presenta varios problemas adicionales. Por un lado, deberá ser aprobado durante el primer cuatrimestre del año, lo que plantea la duda sobre si ya debemos considerar perdido el año 2023. Por otro lado, la dotación económica asignada a Ceuta y Melilla es de tan solo doscientos cincuenta mil euros, una cantidad claramente insuficiente para cubrir los costos del transporte de mercancías desde estas dos ciudades autónomas hacia el resto de la península o el territorio europeo.

Además mientras se está trabajando en el estudio de los topes de transporte de pasajeros para Canarias y Baleares, lamentablemente Ceuta y Melilla han sido nuevamente olvidadas. El Partido Popular presentó una propuesta de servicio público que resultó exitosa, siendo la empresa Balearia la ganadora. También planteamos la necesidad de establecer un tope en el coste del transporte de personas, una propuesta que ha sido rechazada durante los últimos diez años. Ahora, se plantea esta medida únicamente para Canarias, dejando de lado una vez más a Ceuta.

Y por último la situación sanitaria.  Ceuta es considerada la peor de España según la Unión Europea, y esto es resultado de la gestión directa del gobierno socialista. Los pacientes somos testigos y vivimos en carne propia las consecuencias de esta realidad. Experimentamos la falta de médicos y enfermeros, así como las carencias en el hospital, donde se utiliza material quirúrgico desde la inauguración. Nosotros, como pacientes, conocemos de primera mano las dificultades y los desafíos que enfrentamos diariamente en el sistema de salud. Es importante que se entienda que nuestras palabras están respaldadas por nuestras propias experiencias y que necesitamos soluciones tangibles. Penalizar a los médicos por buscar oportunidades en el sector privado no es la respuesta. En cambio, es fundamental que se nos brinde el apoyo necesario y se cumplan las promesas establecidas en el plan estratégico con este sector. No solo necesitamos palabras vacías, sino acciones concretas para mejorar nuestra atención médica.

Estos cuatro incumplimientos por parte de los socialistas revelan una falta de preocupación real por el bienestar y el desarrollo de Ceuta. La falta de claridad y acción en cuanto a las bonificaciones a la seguridad social, la ausencia de información y avances en la apertura de una aduana comercial,  las limitaciones y olvido en el transporte de mercancías o la falta de preocupación y desidia hacia la sanidad pública, demuestran una falta de compromiso por parte del gobierno socialista.

Es necesario exigir respuestas concretas y acciones contundentes para abordar estos temas y garantizar el crecimiento económico y social de Ceuta. Los ciudadanos merecen un gobierno que cumpla con sus promesas y que demuestre un auténtico interés por su desarrollo y bienestar y esto no lo encontraremos en un gobierno del PSOE.

Cuatro incumplimientos más de los socialistas y su supuesta preocupación por Ceuta