domingo. 26.05.2024

Marvel

Nuestro universo MARVEL

Como siempre en nuestra ciudad estamos viviendo en un universo paralelo digno de investigación por el Dr. Strange.
Desde hace tiempo el Pleno del Parlamento Europeo establece unas Directivas energéticas de obligado cumplimiento. Lo que conlleva una elaboración de leyes sobre cómo alcanzar los objetivos establecidos:
-    Los edificios deberán ser climáticamente neutros a partir de 2030. Fijándose para los edificios públicos o en propiedad de los mismos en el año 2028.
Exige también regular el consumo de energía en los edificios residenciales:
-    “ Los países de la UE tendrán que adoptar medidas que garanticen una reducción en el promedio de energía primaria utilizada de al menos un 16% para 2030 y al menos entre un 20 y un 22% en 2035”
En los edificios no residenciales:
-    “Los países de la UE estarán obligados a la renovación del 16 % de las edificaciones menos eficientes para 2030 y, para 2033, del 26%. Deberán tomar medidas para llevar a cabo una descarbonización de los sistemas de calefacción debido a la intención de eliminar por completo las calderas de combusti-bles fósiles para 2040. En 2025 se prohibirá subvencionar las calderas independientes de combustibles fósiles”.

A partir del 1 de enero de 2026... Mañana. No se permitirán nuevas medidas de eficiencia energética que contemplen el uso directo de combustibles fósiles, ni subsidios para su uso en edificios residenciales.
En los últimos años no estaba permitido instalar calentadores atmosféricos en obra nueva aunque si se podía sustituir el calentador ya instalado por otro atmosférico hasta 14 l/m.
La nueva normativa sobre calentadores de agua caliente sanitaria (ACS) obliga a colocar sólo calentado-res estancos. Después de más de cinco años de prórroga se aplica el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios (RITE RD 283/13) por lo que no se pueden instalar más calentadores de tipo atmosférico de poten-cias menores de 24.4 kW.
 

Nos trasladamos a nuestra realidad en multiverso:


Seguimos instalando los calentadores atmosféricos entre otros motivos, por su bajo coste respecto a los estancos, ambos alimentados con materias fósiles, GLP (Gases licuados del Pe-tróleo). En nuestro caso la bombona de Butano.

Desde la ciudad no se realiza una concienciación de los ciudadanos de las consecuencias de no adaptarse a estas directrices europeas como por ejemplo la penalización en la califica-ción energética de su vivienda en el momento de la realización del certificado energético nece-sario tanto para la venta o el alquiler de un inmueble.
Tampoco se ve interés por parte de la ciudad en asesorar y formar a las Asociaciones de Vecinos en temas energéticos, alternativas al butano, subvenciones existentes, energía ver-de,...etc.
De todo ello me pregunto:
¿Qué alternativas tiene Ceuta en el momento que la UE prohíba expresamente el uno de GLP?
¿Seguiremos inmersos en nuestra realidad alternativa?
¿Somos Europa solo para lo que nos interesa?
¿Tan difícil es asesorar a las Asociaciones de Propietarios?

Jaume Piñol. Secretario eficiencia energética y energías renovables

Marvel