sábado. 02.03.2024

“Pueblos por encima de países”

Hay un pueblo, por encima de un país, que caminaba en busca de una democracia homologada a las europeas. Los pasos no estaban siendo excesivamente rápidos, pero sí suficientemente decididos. Y un bloque imperialista y nada democrático decide invadirlos para someterlos a su voluntad. Voluntad nada democrática.


Siempre ¡no a la guerra!, pero una vez que ha comenzado ésta y no por voluntad de Ucrania, se deben tomar decisiones. Complejas, difíciles e inciertas, sin duda alguna.

 

Vienen a mi memoria, como traída por la distraída ironía de tener una conciencia de izquierdas, las palabras de Slavoj Zizek hace ya unos años: “Pasar de la exterioridad de un acto a su ‘significado interior’, a la narrativa mediante la cual el agente lo interpreta y lo justifica, es dirigirse hacia una máscara engañosa: la experiencia que poseemos de nuestras vidas desde dentro, la historia que nos contamos sobre nosotros mismos a fin de explicar lo que hacemos, es básicamente una mentira: la verdad reside en el exterior, en lo que hacemos”.

 

Ciertamente proporcionar armas a los ciudadanos para que hagan frente a un ejército profesional equipado con tecnología de altísimo nivel no parece que pueda dar lugar más que a un sacrificio humano de proporciones, ahora mismo, inimaginables.

 

Mas, en un contexto en el que al fin la Unión Europea demuestra cohesión y capacidad para actuar con inmediatez ante una crisis internacional, o en el que el Gobierno de España demuestra una unión sin fisuras, es el momento de leer a Zizek y de avanzar hacia la reconfiguración de los valores consustanciales de los que bebe la izquierda para realmente poner a la gente en el centro de la vida, sin favorecer la guerra ni la muerte y con el horizonte de los Derechos Humanos como meta.

 

Lo que está sucediendo deja dos datos significativos sobre el escenario que conforma este teatro global:

 

1).- La UE es capaz de responder rápidamente ante situaciones graves, más o menos imprevistas. Luego, si no actúa así ante la migración debe ser porque tiene otros planes para enfrentarse a este asunto. Lo cual define a la UE y ya no puede ampararse ante legislaciones y excusas varias.

 

2).- Los estados totalitarios no dependen de colores o ideales políticos sino del desprecio a la libertad siendo la primera muestra de esta libertad el derecho a la vida y no ir de cañas.

 

Mientras tanto, como si no ocurriese nada por el mundo, más que en el universo “ayusiano”, ayer Isabel Díaz Ayuso pedía las cabezas de Casado y Egea como trofeos para su despacho en Madrid. Pero que nadie se sienta ofendido, que les pondrá alguna de las mascarillas que su hermano ayudó a traer a España de manera altruista.

 

La Tierra sigue girando, el PP escondido tras grandilocuentes “honorabilidades”, parte de la izquierda en su rincón, la economía detrás de cualquier acción y los ucranianos muriendo sin saber muy bien qué esperar de tantas palabras y gestos de admiración.

 

Me gustaría concluir citando dos artículos de la Carta de las Naciones Unidas: el 33, “Arreglo pacífico de controversias” incluido en el Capítulo VI: “Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección”.

 

Y el 51, “Acción en caso de amenazas a la paz, quebrantamientos de la paz o actos de agresión” del Capítulo VII que dice: “Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un Miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales. Las medidas tomadas por los Miembros en ejercicio del derecho de legítima defensa serán comunicadas inmediatamente al Consejo de Seguridad, y no afectarán en manera alguna la autoridad y responsabilidad del Consejo conforme a la presente Carta para ejercer en cualquier momento la acción que estime necesaria con el fin de mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales.”.

 

El mundo no será igual tras la invasión de Ucrania, y eso que ya ha cambiado por la COVID.

 

“La violencia no es respuesta salvo si la libertad se defiende del totalitarismo” Soul Etspes

 

Ramón Rodríguez Casaubón

“Pueblos por encima de países”